Cómo obtener ingresos pasivos con las criptomonedas en FTX

Share:

Bitcoin, ethereum, cardano, XRP, BNB, shiba inu, dogecoin… el ecosistema formado por las criptomonedas es cada vez mayor.

A pesar de que algunos de estos proyectos no lograrán superar la prueba del tiempo, otros se han convertido en activos muy valiosos para invertir, minar y después vender o utilizar, para generar unos ingresos extra mediante el staking. Mientras no se quieran vender, una forma de obtener beneficios como pago por el servicio que las criptomonedas bloqueadas de esta forma prestan a la comunidad ayudando al crecimiento de la blockchain.

Staking vs holding, pros y contras de dos operativas en cierto modo similares

Usando la brocha gorda, se puede decir que tanto el staking como en el holding se parecen porque en ambos los fondos de criptomonedas están quietos. Mientras que en el holding los fondos de criptomonedas están disponibles para operar con ellos en cualquier momento, en el staking no es así, por lo que es posible que el propietario de los criptoactivos se pierda oportunidades de venta cuando los precios alcancen máximos durante los ciclos alcistas.

Más Información

Entonces, ¿Cuál es la ventaja de colocar las criptomonedas en staking como el que ofrece la plataforma de FTX? El hecho de que se consiguen nuevas criptomonedas sin necesidad de desembolsar un sólo euro, dólar o peso en compras ni gastando energía minando nuevos bloques. Sino participando de la blockchain en cuestión mediante la prueba de participación o PoS, que, en contraposición a la prueba de trabajo o PoW.

Utiliza criptomonedas almacenadas para validar las transacciones que se den en dicha red, precisamente esas criptomonedas que los usuarios han inmovilizado en staking, por lo que no sólo se generan ingresos en forma de criptomonedas (que obviamente se pagarán en la propia criptomoneda depositada en staking, ni en otras criptomonedas ni en fiat), sino que se ayuda en la ampliación de la blockchain y además de una forma más amigable con el medio ambiente.

Cada exchange suele ofrecer distintas recompensas dependiendo de la criptomoneda con la que se realice el staking, que además son más generosas. En el caso de que se utilice la criptomoneda de la exchange en cuestión en caso de que esta tenga una, como ocurre con FTX que tiene su propia criptomoneda.

FTT, para hacer staking, que entre otras ventajas permite a los stakers la posibilidad de ganar NFT (tokens no fungibles que algunos asimilan a una especie de arte digital) los cuales después pueden ser vendidos. Por último, cuanto más tiempo se comprometa el propietario a tener sus criptomonedas inmovilizadas más aumentará la recompensa dado que también aumenta el riesgo de que se pierda una oportunidad interesante de venta.

Te podría interesar leer : Los NFTs ganan popularidad en México

Tokens no fungibles

Otra forma de obtener ingresos con activos de la blockchain sin necesidad de gastar en minería ni en arriesgadas inversiones es mediante la creación de los anteriormente mencionados NFTs. Activos digitales que en ocasiones han alcanzado valores en el mercado que no tienen nada que envidiar al precio de las obras de los artistas más cotizados y que en la exchange FTX pueden ser creados por cualquier usuario registrado, aunque no tenga conocimientos técnicos, dado que cada paso será asistido por la propia plataforma.

Una vez creado el NFT, que de momento deberá ser obligatoriamente creado en la red de ethereum o de solana, ya que son las dos blockchains con las que FTX permite crearlas en la actualidad. En el caso de ethereum también es la más importante en cuanto a creación de NFTs se refiere a nivel mundial, después podrá ser almacenado o vendido, y si se vende podrá ser a un precio fijo elegido por el propio creador o por el contrario podrá ser subastado, en cuyo caso los compradores irán presentando sucesivas ofertas en la marketplace de FTX.

El título de propiedad de un NFT, así como su autenticidad, se encuentra respaldado por los bloques que se van añadiendo en la blockchain de turno. Por lo que son una inversión tan segura como las criptomonedas al menos en el aspecto de que son prácticamente imposibles de jaquear, en el sentido de la volatilidad nadie puede garantizar que el valor de una inversión de este tipo va a aumentar o siquiera mantenerse.