HTML / JS Code

Pyme regia robotiza su inversión
Pyme regia robotiza su inversión
Roberto Díaz Fernández, director de operaciones, y Roberto Díaz Cantú,, director general de Lockers Comesa. Agencia Reforma

La automatización con robots también es una opción para las Pymes, asegura la regiomontana Lockers Comesa.

Automatizar con robots también es factible en una pequeña empresa como Lockers Comesa, fabricante regiomontana de lockers y gabinetes metálicos.

Firma que enfrentaba el reto de un crecimiento constante, que fructificó en la incorporación de robots de soldadura en su proceso de producción.

Automatización que los llevó a elevar su facturación en más del 80% en los últimos tres años.

Roberto Díaz Cantú, director general de la compañía, atribuye su éxito tras 35 años en el mercado a esa constancia en:

  • Inversión productiva en infraestructura,
  • Innovación tecnológica,
  • Capacitación para su personal.

 “Nuestro diferenciador es la innovación e inversión en la automatización de nuestros procesos”.

Asegura el directivo cuyo negocio inició con ocho colaboradores y a la fecha cuenta con 54 trabajadores.

Como cliente de Ternium, la empresa se incorporó a su Programa Propymes hace ocho años en un proyecto de aceleración y hace dos años emprendió uno de inversión productiva.

Roberto Díaz Fernández, director de operaciones de Lockers Comesa, dijo que su modelo de negocio está enfocado en fabricar en serie productos estándar y distribuirlos de la manera más eficiente y a bajo costo.

Su bodega matriz se encuentra en Monterrey y cuenta con centros de distribución en la CDMX, Guadalajara, Hermosillo, León, San Luis Potosí y Querétaro.

“Contamos con convenios estipulados con diferentes empresas del ramo de paquetería y mensajería, con el fin de poder cubrir todo el territorio nacional a precios competitivos y con el mejor tiempo de entrega”.

Describió Díaz Fernández.

La inversión ha sido una constante para la compañía que tan sólo desde el 2017 adquirió una roladora dúplex y abrió su centro de distribución en Ciudad de México.

Un año después invirtió en herramental y en su primera prensa de doblado CNC.

Para el 2019 y 2020 compró cuatro prensas troqueladoras y dos alimentadores (Servo Drive) y en 2022 invirtió en seis robots de soldadura.

Otras notas relacionadas con Automatización Robótica de Procesos (RPA), caso de éxito, Nuevo León, robots