La banca digital del futuro: trascendiendo las limitaciones físicas
La banca digital del futuro: trascendiendo las limitaciones físicas
Sergio Villarruel, director general de Fiserv en México

Para Fiserv, vivimos una época emocionante en México, donde el surgimiento y auge de los bancos digitales cambiará radicalmente la forma en que manejamos el dinero.

Una ola de transformación redefine el panorama financiero y presenta una oportunidad única para reconsiderar las expectativas de los servicios bancarios.

Como alguien que sigue de cerca la evolución de las tendencias financieras, considero importante compartir algunas reflexiones sobre el impacto significativo de esta transición hacia una banca cada vez más digital y sobre la tecnología que la impulsa.

La banca tradicional, centrada en productos financieros físicos, está siendo desafiada por una generación de bancos digitales que priorizan las características, funcionalidades virtuales y la experiencia del usuario. ¿Pero qué significa este cambio para los consumidores mexicanos? ¿Qué tecnología es esencial para realizar esta transición de manera efectiva?

¿Qué impulsa esta transformación?

La banca tradicional ha mantenido su dominio gracias a su vasta red de sucursales físicas y su infraestructura consolidada. Sin embargo, la banca digital demostró ser un competidor activo, aprovechando sus ventajas para ofrecer una experiencia más eficiente, accesible y personalizada.


Una de sus principales fortalezas es la capacidad para optimizar recursos y reducir costos. Las iniciativas basadas en las Finanzas Descentralizadas (DeFi) se enfocan en la simplificación de los procesos burocráticos, lo que resulta en un sistema más abierto; con costos reducidos, tasas más competitivas y la capacidad de crear productos digitales financieros de una manera más acelerada.

Actualmente, 5 de cada 10 personas prefieren resolver sus dudas o consultas de manera virtual en lugar de acudir a una sucursal.

Al eliminar esta necesidad, además de todo el proceso que implica, como el personal de venta y de atención, los bancos digitales destinan más recursos a desarrollar plataformas financieras robustas y tecnológicamente avanzadas. Esto se traduce en una mayor eficiencia operativa y, en costos más bajos para los clientes y el resto de los participantes en este sector financiero.

El valor de lo digital: más allá de los números

La revolución digital en las finanzas va más allá de reemplazar productos financieros físicos por soluciones online. Se trata de transformar la experiencia financiera, al brindar un valor superior a los consumidores, adaptando la banca a cada estilo de vida, simplificando procesos y personalizando servicios que cuiden en todo momento la seguridad del usuario y sus transacciones.

La propuesta de valor de la banca digital es promover la inclusión financiera, abriendo las puertas a ofrecer una amplia gama de productos financieros seguros y confiables para todos; desde estudiantes o amas de casa, hasta microempresarios que puedan acercarse a créditos o inversiones. Su enfoque en tecnología y accesibilidad le permite llegar a una audiencia más amplia y diversa, incluyendo aquellos que antes se sentían separados del mundo financiero por barreras geográficas, económicas o sociales.    

Por ejemplo, un estudiante universitario que desee construir un historial crediticio podría sentirse abrumado por los requisitos y tarifas ofrecidas por una institución financiera tradicional. Con la banca digital, este estudiante accederá fácilmente a plataformas intuitivas y de bajo costo, lo que le permitirá crear un historial de manera gradual y sin obstáculos.

La tecnología es clave: innovación para el consumidor mexicano

La tecnología es el pilar fundamental que impulsa la transformación hacia una banca digital más accesible y personalizada. Para facilitar este cambio, se requiere una infraestructura digital sólida que integre diferentes soluciones desde aplicaciones móviles intuitivas hasta plataformas de seguridad avanzada.

La inteligencia artificial, el análisis de datos y la ciberseguridad son algunos de los elementos claves para ofrecer experiencias bancarias confiables e inclusivas. Además, el uso de algoritmos y análisis de datos permite recomendar productos, crear estrategias que se adapten a las necesidades y objetivos individuales de cada cliente.

El futuro es digital: tu rol en la revolución financiera

Como consumidor, eres una pieza decisiva de esta revolución financiera. Tu adopción y apertura a las tecnologías financieras digitales no sólo simplifica tu vida, sino que también impulsa la evolución de la banca y el sistema financiero mexicano.

Te interesa leer: Mexicanos y cómo se relacionan con la banca móvil

En resumen, el surgimiento de fintechs y bancos digitales en México marca un hito hacia una banca más moderna y personalizada a las necesidades actuales. Abrazar los cambios a un entorno más digital redefinirá la relación con el dinero, y también será fundamental en la transformación del ecosistema bancario mexicano.

El principal beneficiado de todas estas nuevas tecnologías y tendencias sin duda será México y los mexicanos ya que serán quienes aprovechen esta evolución de la banca y el sistema financiero.


¿Ya planeaste tu oferta para el periodo de Regreso a Clases?

También te interesa: