El futuro de la banca está en cinco tendencias tecnológicas
El futuro de la banca está en cinco tendencias tecnológicas
El futuro de la banca está en cinco tendencias tecnológicas
Eduardo Sarmiento, country manager de DXC Technology para México.

La industria bancaria está en etapa de transformación, su inversión en tecnología creció más del 340% en la última década.

Las instituciones financieras tradicionales enfrentan retos derivados de nuevos hábitos de consumo, de un panorama económico en recuperación y del surgimiento de entidades financieras nativas digitales.

Eduardo Sarmiento, country manager de DXC Technology para México, compartió que la inversión en tecnología hecha por la banca creció más del 340% en la última década.

Esto generó mayores y mejores servicios para la población que se traduce en disponibilidad 24/7, eficiencia y seguridad.

El ejecutivo explicó que las instituciones pueden verse beneficiadas de tres recomendaciones generales: Innovar constantemente, colaborar con otras empresas y estar atentos a la evolución de las regulaciones para adaptarse rápidamente.

La banca tradicional se reestructura

Sarmiento detecta al menos cinco tendencias tecnológicas que dan forma al futuro de la banca, estas son:

1. Los bancos deben crear modelos operativos digitales que se adapten a la experiencia de los clientes modernos. Además de reinventarse, ofrecen experiencias digitales como un punto clave para su negocio.

Asimismo, los bancos adquieren mayor agilidad en su cartera de productos y servicios. Este panorama hace de la banca abierta una oportunidad clave para desarrollar el ecosistema digital en la banca mexicana, tras una primera etapa de homologación con iniciativas como el sistema SPEI.

Lograr estos cambios requiere que los bancos reevalúen sus modelos operativos, faciliten la integración de datos y vuelvan más eficientes los procesos con tiempos de respuesta más ágiles.

2. Proteger los datos ante los ciberataques es prioridad para los bancos corporativos y sus clientes. La ciberseguridad se mantiene como una prioridad, pues cualquier incidente puede causar un impacto en la reputación y en los resultados financieros.

Es importante establecer regulaciones y políticas concretas que atiendan esta problemática, no solo en la prevención de incidentes, sino en las etapas de mitigación, respuesta y recuperación.

3. La gestión sofisticada y segura de la identidad ayudará a los bancos a administrar su base de costos y personalizar las transacciones diarias de los consumidores.

Sarmiento plantea que, conforme las comunidades bancarias avanzan en el despliegue de nuevas plataformas digitales, la gestión de la identidad digital resulta clave para garantizar procesos seguros y eficientes.

4. Los datos como motor y centro de las operaciones de banca digital. Con un capital de información inmenso a disposición, los bancos tienen el potencial de aprovecharlo para anticipara las necesidades financieras de sus clientes y ofrecerles promociones y servicios personalizados.

La adopción de nuevas tecnologías abre oportunidades para las organizaciones bancarias tanto en experiencia del cliente como al optimizar procesos y mejorar la toma de decisiones.

5. Los bancos necesitan revitalizar sus procesos de contratación para adquirir el talento adecuado para los retos del mañana. Con la incorporación de plataformas y activos digitales en la banca se vuelve cada vez más imperativo contar con personal capacitado para gestionar adecuadamente este tipo de herramientas.

Aunado esto, para atraer y retener talento, los bancos necesitan invertir en prácticas y tecnologías que conecten con esta audiencia reflejando las ofertas digitales que se brindan a los clientes.

¿Ofrecerás algún producto o servicio especial por 14 de febrero?

También te interesa:

Otras notas relacionadas con banca, DXC Technology, instituciones financieras, tendencias tecnológicas