Soluciones en línea, una oferta para educación híbrida

Share:
Oscar Flores, director de Soluciones en línea.

El 60% de los clientes que Soluciones en Línea atiende corresponde al sector educativo.

La compañía es proveedora de soluciones para educación híbrida de instituciones como la Universidad Iberoamericana en Puebla, Torreón y Ciudad de México, así como de la Universidad Jesuita de Guadalajara, entre otras.

Con más de 30 años de experiencia en el mercado, la empresa liderada por Oscar Flores ostenta la categoría Power dentro del Programa Amplify de HP Inc., otras de las marcas que representa son BenQ, Apple y Microsoft.

El fuerte de la compañía es la integración de video proyectores y pantallas interactivas, sin embargo, dependiendo el tipo de cliente y proyecto es el servicio que entrega, por ejemplo, en el caso de la Universidad Iberoamericana, campus León, realizó la implementación de equipo de cómputo, consumibles hasta la puesta en marcha de su centro de datos.

Mientras que en el ITESO de Guadalajara se encargó de implementar equipo de cómputo móvil y de escritorio, así como proyectores, señalización digital e impresoras.

Te podría interesar leer :

La experiencia de Soluciones en línea le ha permitido atender escuelas privadas en distintos estados de la República, con la meta de no vender cajas, sino soluciones completas que satisfagan la necesidad real de sus clientes.

Pandemia, un parteaguas en el negocio

El inicio de la pandemia causó un impactó en Soluciones en línea, sobre todo porque tenía proyectos pendientes y equipo por entregar lo cual tuvo que esperar.

Esto impulsó a la compañía a transformar su actual modelo de negocio, ir a la educación híbrida y a ayudar a sus clientes con la adopción de soluciones para continuar la operación.

“Tuvimos que hacer una transformación, no estábamos preparados para una situación como esta, pero teníamos que afrontarla rápidamente. La mayor parte de los colegios tienen laboratorios de cómputo en sus instalaciones, pero no había un plan de contingencia para estos casos”, explicó.

Flores detalló que, “al principio nos dimos cuenta de que la movilidad iba a ser un factor importante para continuar con las clases a distancia y los dos productos vitales para lograrlo eran una cámara web y un equipo de cómputo”.

Esta experiencia le permitió a Oscar y su compañía identificar lo que se requiere para equipar a docentes y alumnos para clases a distancia, pero también salones de clase híbridos ahora que las actividades presenciales se han retomado.

“Para nosotros era importante buscar una solución para educación híbrida, donde los maestros se sintieran cómodos, así que integramos una solución ayudados de una cámara Poly Studio, la cual tiene seguimiento de rostro y facilita el movimiento del docente dentro del aula”, describió.

Como parte del proyecto se instalaron televisores de 32 pulgadas, el tamaño ideal para no perder visibilidad hacia el pizarrón.

“Había colegios que querían un televisor más grande, pero a mayor tamaño cuando se diera el regreso paulatino o total se tendrían problemas de visibilidad por eso no puede ser un equipo de mayor tamaño”, explicó.

Solución ideal ayuda a agilizar procesos para una educación híbrida

De acuerdo con el ejecutivo, la transformación no se logró de la noche a la mañana. Uno de los principales retos que la compañía enfrentó fue encontrar la solución adecuada, ya que muchas están limitadas por un tipo de producto o por el costo.

“Podíamos encontrar mejores soluciones, pero los costos aumentaban, y nos dimos a la tarea de buscar aquellas que sirvieran para brindar clases híbridas y que los alumnos y maestros se sintieran cómodos”, dijo.

De esta forma, los proyectos que llevaban un tiempo de implementación de no menos de cuatro meses se vieron drásticamente reducidos a no más de cuatro semanas, esto porque ya se conocen los productos y hay más disponibilidad de ellos.