4 pasos para eficientar tu negocio

Share:
Negocio

Una experta da sus recomendaciones para esta época en la que por la pandemia, la inflación y bajo crecimiento es un reto lograr mejores resultados.

Fanny Moreno Serrano, consultora financiera integral y especialista en rentabilidad de negocios, indicó que el ahorro de recursos y el crecimiento de utilidades en una empresa dependen de pasos sencillos que deben aplicarse en todos los negocios, tanto grandes como pequeños, para su bienestar y su futuro.

Los negocios que tienen control de sus costos, procesos y gastos mejoran su eficiencia, lo que permite su crecimiento.

Eficientar costos

Es necesario que el dueño o los inversionistas de la empresa conozcan cuánto es lo que se está ganando y hacia dónde se está destinando ese dinero, por más sencilla que sea la actividad o producto, como el pago de sueldos, prestaciones laborales o los materiales para operar.

Información contable

Un área especializada en contabilidad es indispensable para todos los negocios, porque así se puede garantizar que el manejo del dinero sea bien registrado y se detecte cuándo el recurso se está escapando o desperdiciando.

“Se requiere que tengan una buena contabilidad, un catálogo de cuentas que les indique perfectamente y puedan analizar en qué gastan y cuándo lo hacen, porque las empresas requieren un sistema de control”, dijo Moreno Serrano.

Lee también: ¿Cómo generar negocios de TI combinando el marketing y el Big Data?

Procesos definidos

La consultora mencionó que tener procesos permite un orden y ser más eficientes en la operatividad, además señaló que es importante que estos se identifiquen y se hagan formales, para que al momento que se integre un nuevo empleado ya exista una línea de trabajo establecida.

“Los procesos permiten una mejora continua y mientras más observamos un proceso, podemos sacarle mejor jugo y mejorarlo, asó hacemos todo en menos tiempo, con menos errores y con menor desperdicio”, dijo.

Control de los gastos

Los gastos también deben ser controlados en la empresa para obtener utilidades y ahorro. Esto permite que en caso de alguna emergencia, como la pandemia, exista recurso guardado.

 Por otro lado, el ahorro generado puede utilizarse para crecer la empresa e incluso diversificar las operaciones.