Centros educativos, ¿qué tecnología necesitan?

Share:
centros educativos

La implementación de tecnología en los centros educativos se ha convertido en una obligación y un recurso mínimo para responder a la demanda académica de la coyuntura actual y del futuro

Las soluciones tecnológicas que requiere un campus son muchas, es el caso de las redes Wi-Fi y de videoconferencia, tableros interactivos, aulas digitales, salas de cómputo, laboratorios, escritorios virtuales, servidores de contenido y servicios de streaming, entre otras plataformas de hardware y software. Todas estas aplicaciones se conectan a través de una red Ethernet.

El componente más importante de la red Ethernet es la infraestructura de cableado, pues esta es la base sobre la cual viajan los datos. Es por eso que la selección de la infraestructura de redes se debe hacer a conciencia. Para esta decisión, expresiones como cable es cable y cualquiera hace lo mismo, constituyen un error fatal.

Durante la pandemia de Covid – 19, 1.200 millones de estudiantes de todo el mundo y (160 millones en América Latina y el Caribe) dejaron de tener clases presenciales, de acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Un campus educativo requiere de una red de alta eficiencia, debido a que de ella depende la calidad de los servicios que se ofrecen a los estudiantes y colaboradores.  Una mala señal de internet puede ser la causa por la que una clase no se pueda dictar, o un estudiante deje de completar un examen.

El bienestar de los estudiantes va muy relacionado con las prestaciones tecnológicas de la institución y estas dependen de un nivel óptimo de la red. En este mismo sentido, así como el acceso a internet es fundamental dentro del campus, también lo es que todos los sistemas funcionen eficientemente.

Actualmente se tiene una gran oportunidad para innovar y emprender con tecnología educativa para resarcir las limitaciones que dejó la pandemia. El primer paso para que esto se dé es entonces disponer de una infraestructura robusta, en beneficio de estudiantes, profesores, personal administrativo y equipo directivo.

La infraestructura de red, vital para la transformación digital de la educación

Para lograr que la infraestructura de red se mantenga en excelentes condiciones y evitar retrocesos en los procesos educativos por cuenta de una mala gestión a la hora de implementar un proyecto en un ámbito tan importante y del que dependen tantas personas como el educativo, es necesario tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Elegir cableado de alta calidad

Es importante para poder contar con una infraestructura que soporte una amplia gama de servicios de red y que cumpla con los requisitos medioambientales y de reglamentación.

Las empresas líderes en infraestructura de red invierten en investigación y desarrollo, asegurando las mejores prácticas de fabricación, garantizando la resistencia de los materiales y asegura el cumplimiento de estándares y normas internacionales.

Al seleccionar una infraestructura de red de mala calidad, está demostrado que esta funcionará correctamente por un periodo máximo de seis años.

Posteriormente, creará lentitud en la red y afectará la prestación de los servicios, hasta producir una caída total.

En promedio, un edificio se remodela al cumplir 20 años o más y reemplazar el cableado estructurado es prácticamente remodelarlo, pues requiere de obra civil e intervención de todas las áreas, por eso evitar retrocesos de este tipo usando material con vida útil limitada es clave.

La inversión inicial parece costosa

Sin embargo, representa la garantía de que la red va a funcionar perfectamente, no sólo hoy, sino durante las próximas décadas, convirtiéndose en la decisión costo – efectiva más acertada.