Asistentes virtuales: La nueva era de la inteligencia artificial
Asistentes virtuales: La nueva era de la inteligencia artificial
Virginia Álvarez Roldán, líder del Negocio de Diseño Head de Baufest.
Virginia Álvarez Roldán, líder del Negocio de Diseño Head de Baufest.

Nos encontramos en un punto crucial de la evolución tecnológica: los asistentes virtuales transaccionales están transformando la manera en que interactuamos con la tecnología.

En los últimos 13 años, los asistentes virtuales han invadido nuestros hogares, superando en número a la población mundial.

Aunque son comunes, muchos usuarios se han desencantado debido a su falta de habilidades conversacionales.

Sin embargo, una nueva ola de asistentes impulsados por la inteligencia artificial (IA) promete cambiar el juego.

La IA Language Action Model (LAM) ha dado paso a asistentes virtuales transaccionales, capaces de realizar compras, reservaciones y más.

Ejemplos como Humane AI Pin y Rabbit R1 están llevando la experiencia a un nivel superior, permitiendo realizar múltiples tareas de manera eficiente.

En este nuevo escenario, donde los asistentes virtuales interactúan entre sí y realizan transacciones, surge la pregunta: ¿cómo se diferenciarán las marcas en un mundo sin apps y sucursales físicas?

La respuesta radica en adaptarse al cliente del futuro: la inteligencia artificial.

Gartner sugiere que las empresas deben ajustar sus operaciones para atender a estos clientes no humanos.

La clave está en proporcionar interfaces de programación de aplicaciones (API) para integraciones más eficientes y en comprender los patrones de comportamiento de las máquinas.

El Futuro de la Interacción: Humanos vs. Máquinas

Hoy, nos encontramos en un punto crucial de la evolución tecnológica: los asistentes virtuales transaccionales están transformando la manera en que interactuamos con la tecnología.

Con dispositivos como Humane AI Pin y Rabbit R1 a punto de conquistar el mercado, la pregunta que surge es cómo se adaptarán las empresas a esta nueva era.

La IA se convierte en el nuevo cliente, cambiando radicalmente las interacciones comerciales.

Las empresas deben ajustar sus operaciones para satisfacer las necesidades de estos clientes no humanos, proporcionando interfaces eficientes y estudiando los comportamientos de las máquinas para informar sus tácticas comerciales.

Gartner advierte sobre la necesidad de centrarse en la información que necesitan las máquinas, planteando desafíos en el SEO y la búsqueda parametrizada.

Las empresas deben invertir en plataformas de comercio digital más avanzadas para mantenerse relevantes.

Sin embargo, en este nuevo escenario, es crucial recordar que las IA no pueden reemplazar completamente a los equipos humanos, especialmente en situaciones que requieren empatía y discernimiento.

Las empresas deben buscar un equilibrio entre las dinámicas humanas y la eficiencia de la IA.

El futuro probablemente verá la consolidación de modelos híbridos, donde las empresas interactuarán tanto con humanos como con la inteligencia artificial.

En este viaje hacia la convergencia, el desafío reside en encontrar el equilibrio perfecto entre la sensibilidad humana y la eficiencia de la IA.

¿Qué mercado invierte más en tecnología en México?

En esta nota se habla de: Canal TI, inteligencia artificial
Otras notas relacionadas con Canal TI, inteligencia artificial