Un líder no minimiza el trabajo de los demás, los inspira a crecer
Un líder no minimiza el trabajo de los demás, los inspira a crecer
Un líder no minimiza el trabajo de los demás, los inspira a crecer
Mónica Martínez, directora general de Theos del Bajío.

Las habilidades de un buen líder se resumen en tener apertura para aprender cosas nuevas, las habilidades blandas no deben faltar.

Una característica de un buen líder es reconocer que no sabe todo y que necesita de todos. Es reconocer las áreas de oportunidad que tiene como persona, pero también las bondades y beneficios que te pueden dar los demás.

Al menos así lo percibe y ejecuta Mónica Martínez, directora general de Theos del Bajío, quien también menciona que no hay que minimizar el trabajo de los demás, pues al final todos aportar experiencia.

“Me molestan las decisiones atrás del escritorio, hay que conocer la operación, lo que hacen las demás personas y así comprender cuáles son sus requerimientos y necesidades”, detalló.

Sobre el papel de la mujer y el liderazgo opina que todo ser humano, sin importar su género, tiene áreas de oportunidad.

“No me interesa ser igual que los hombres, ellos tienen una posición, yo tengo una posición, ellos tienen áreas de oportunidad como las tenemos nosotros, no importa si tienen más o menos estudios, o si son más fuertes.

“La idea es trabajar en conjunto, en comunidad y respetarnos no por ser hombres o mujeres, sino por el simple hecho de ser seres humanos”, explicó.

Martínez dice disfrutar y sentirse cómoda con lo que hace desde su rol en Theos del Bajío.

“No soy una persona autoritaria, siempre trato de escuchar y compartir. Si algo no sale como esperábamos es responsabilidad de todos, si alguien hizo algo especial se le reconoce”, dijo.

Las habilidades blandas son necesarias

De acuerdo con Martínez, un buen líder debe estar en constante preparación. No debe tener miedo de ir al psicólogo, hablar de coaching, tomar cursos de empoderamiento o de aquello que le permita conocer sus emociones.

Desde su experiencia, Martínez confiesa que hay un antes y un después en su carrera.

“Antes pasaba todo el día en la parte administrativa, controlando al recurso humano, pero llegó el momento de soltar, y ahora me dedico a lo que realmente me gusta que es atender al cliente, visitarlo, hacer reportes, trabajar las licitaciones, en eso me enfoco ahora y lo disfruto muchísimo”, dijo.

Para la ejecutiva, las habilidades de un buen líder se resumen en tener apertura para aprender cosas nuevas, reconocer lo que ya sabes, así como las fortalezas de los demás.

Lealtad y congruencia son otras características que no deben faltar a un líder.

¿Qué productos tecnológicos ofertarás en Hot Sale?

En esta nota se habla de: líder, liderazgo