Ford presenta BlueCruise, conducción autónoma

Share:

BlueCruise de Ford es la conducción autónoma disponible para Blue Oval, con la que entran en competencia.

A principios de año, Ford ya había adelantado detalles sobre su sistema de asistencia al conductor de manos libres de nivel 2 a través de BlueCruise.

Esta es la respuesta ante los lanzamientos de este tipo de conducción en compañías como GM y Tesla. ¿Es el inicio de una nueva competencia en el mundo automotriz?

Más Información

Estos sistemas funcionan en conjunto con una serie de características distintas, como el control de crucero adaptativo, el frenado automático de emergencia, la asistencia para mantener el carril.

También detecta puntos ciegos, la supervisión de peatones y la detección de señales de alto.

El sistema puede ajustar automáticamente la configuración de velocidad para seguir los límites de velocidad publicados.

El conductor puede seleccionar una compensación de entre 1 y 20 mph por encima o por debajo del límite de velocidad publicado.

¿Cómo funciona el sistema BlueCruise de manos libres?

BlueCruise utiliza GPS de alta resolución, tres unidades de radar montadas en las esquinas delanteras y en el centro del vehículo, una cámara montada en lo alto del parabrisas.

La cámara delantera mirando determina la posición exacta del vehículo en la carretera y controla las marcas de los carriles, el tráfico u otros obstáculos que se puedan observar más adelante.

La segunda cámara es infrarroja y está colocada en la parte superior de la columna de dirección monitorea la posición de la cabeza del conductor.

BlueCruise se puede utilizar en cualquier camino, siempre que las manos del conductor permanezcan en el volante.

Te puede interesar: Xiaomi incursiona en la robótica con CyberDog, un robot cuadrúpedo

La mirada para confirmar que la persona detrás del volante sigue siendo capaz de tomar el control del vehículo en caso de que surja la necesidad.

BlueCruise permitirá la conducción con manos libres en secciones precalificadas de carreteras divididas llamadas zonas azules de manos libres. Se componen de más de 100 mil millas de carreteras de América del Norte.

Apartar la vista de la carretera durante demasiado tiempo no es una opción ya que el sistema lo detecta y emite una alerta al conductor. 

Si el conductor no responde, el automóvil comienza a reducir la velocidad hasta detenerse. Si el conductor interviene durante este período, el sistema permitirá la reanudación de BlueCruise una vez.