I.O. Qué Sé 18: Viajes al espacio ¿Vivir en Marte?

Share:

#IOQuéSé Ep. 18 ¿Por qué son importantes los viajes al espacio en el siglo XXl? Las misiones espaciales pueden llevar la vida a otro nivel ¿Cómo sería la vida en Marte?

Multimillonarios como Jeff Bezos o Elon Musk pusieron  en el mapa los viajes al espacio, aunque sólo han sido vistos como una opción de turismo. Sus misiones pueden hacer que la tecnología y los desarrollos espaciales retomen su impulso y permitan llegar a la luna, Marte y a otras ubicaciones espaciales.

Los últimos visitantes de la luna fueron Harrison Schmitt y Eugene Cernan, quienes en 1972 volvieron del Apolo 17.

Consulta más información del producto

A partir de ahí, los vuelos espaciales tripulados en los últimos 50 años, aparentemente, retrocedieron. Lo más que se ha hecho es dar la vuelta a la Tierra en órbita baja para encontrarse con la Estación Espacial Internacional, conocida como la ISS por sus siglas en inglés.

Te podría interesar leer : I.O. Qué Sé 14: ¿Por qué tu celular tiene tantas cámaras?

Humanos en busca de la vida en el espacio

Los vuelos tripulados requieren mucho más que las misiones robóticas, puesto que estas son más rentables y con menores riesgos, en este siglo se espera que el sistema solar sea explorado por flotillas de sondas miniaturizadas.

En los próximos años, los fabricantes de robótica podrán ensamblar grandes estructuras livianas en el espacio, tales como espejos enormes y delgados como una telaraña, para telescopios o colectores de energía solar. Quizás utilizando materias primas extraídas de la luna o asteroides. Dichos robots podrían reparar naves espaciales incluso en órbitas altas.

Ahora bien, si todo esto lo puede hacer un robot ¿Por qué enviar humanos?

Empresas privadas como SpaceX y Blue Origin llevaron la cultura de Silicon Valley hasta la NASA y algunos conglomerados aeroespaciales, logrando mejorar la cohetería y reducir costos.

También encontraron  voluntarios dispuestos a tolerar riesgos más altos que los que un gobierno occidental podría imponer a los astronautas civiles, financiados con fondos públicos.

Te podría interesar leer : I.O. Qué Sé 12: ¿El blockchain puede salvar a la Tierra?

La teoría de Martin Rees

 

Pero ojo, el astrónomo Martin Rees advierte lo siguiente:  “Debe evitarse la frase “turismo espacial”. Hace creer a la gente que tales empresas son rutinarias y de bajo riesgo. Y si esa es la percepción, los accidentes inevitables serán tan traumáticos como lo fueron los del transbordador espacial.”

Los viajes espaciales deben ser percibidos como deportes extremos o de exploración.

¿Cuál es el objetivo a largo plazo?

Existe la idea de emigrar del planeta Tierra a Marte pero luce como una idea burda. Imagínate que el hacer frente a la crisis climática es un juego de niños en comparación con la terraformación de Marte. La idea del “planeta B” es falsa y mejor hay que cuidar este.

Pero… ¿Cómo sería la vida en Marte?

Los colonos pioneros, seguro no la van a pasar algo mal por el proceso de cambio. Aunque los primeros en adaptarse y generar más vida, aprovecharán las tecnologías genéticas y cyborg superpoderosas que se desarrollarán en las próximas décadas.

Se espera que estas técnicas estén fuertemente reguladas en la Tierra, pero las de Marte serán más que libres. La modificación de su progenie para adaptarse a entornos alienígenas será el primer paso hacia la divergencia de una nueva especie.

Siguiendo con esta teoría de Martin Rees, los aventureros que viajen por el espacio y comiencen la vida vida posthumana, lo harán en el espacio profundo. No en la Tierra, ni siquiera en Marte, será donde los “cerebros” no biológicos puedan desarrollar poderes que los humanos ni siquiera imaginan.