El Iris, ¿el Dato Biométrico de Moda?
El Iris, ¿el Dato Biométrico de Moda?
Iris
Iris

Worldcoin tiene como objetivo registrar el iris de la población mundial para crear un “pasaporte de humanidad” y diferenciar a las personas de la inteligencia artificial en línea.

En España, la empresa Worldcoin, respaldada por Sam Altman, padre de ChatGPT, ha implementado un proyecto que implica el escaneo del iris mediante un dispositivo llamado Orb en alrededor de treinta tiendas.

A cambio de proporcionar esta información biométrica, los participantes reciben tokens o criptomonedas. La preocupación surge debido a la sensibilidad y unicidad de este dato, que permanece inalterable a lo largo del tiempo, lo que lo hace especialmente valioso y potencialmente riesgoso en manos equivocadas.

Hasta ahora, más de 360,000 españoles han participado en este proceso, generando debates sobre la custodia rigurosa, la anonimización de la información y los posibles intereses comerciales del proyecto. Expertos como Eduard Blasi y Jordi Serra advierten sobre la vulnerabilidad de este dato biométrico y los riesgos asociados a su comercialización, ya que, a diferencia de las contraseñas, los rasgos oculares son inmodificables.

Worldcoin tiene como objetivo registrar el iris de la población mundial para crear un “pasaporte de humanidad” y diferenciar a las personas de la inteligencia artificial en línea.

Sin embargo, la seguridad en el manejo de estos datos se ha convertido en un tema crítico, con la Agencia Española de Protección de Datos analizando denuncias relacionadas con el tratamiento de la información por parte de la empresa.

La criptomoneda Worldcoin, la recompensa por vender el iris, ha experimentado un aumento de valor, pasando de 2,43 euros por unidad a principios de febrero a 8,57 euros el pasado jueves.

Este fenómeno, conocido como consentimiento incentivado, plantea preguntas sobre la normativa de protección de datos y la compensación económica recibida por los participantes.

En medio de las preocupaciones, expertos aseguran que, bajo el Reglamento Europeo de Protección de Datos, los ciudadanos tienen la posibilidad de recuperar sus datos y ejercer sus derechos, lo que implica una regulación extraterritorial.

La incertidumbre persiste sobre la gestión de la información personal y los posibles usos comerciales futuros, mientras que diversos países investigan las prácticas de Worldcoin, subrayando la importancia de un manejo ético y seguro de datos biométricos.

¿Qué mercado invierte más en tecnología en México?

En esta nota se habla de: Iris, Sam Altman, Worldcoin
Otras notas relacionadas con Iris, Sam Altman, Worldcoin