I.O. Qué Sé 30: OceanOneK, el robot explorador de océanos
I.O. Qué Sé 30: OceanOneK, el robot explorador de océanos

#IOQuéSé Ep. 30 El OceanOneK es un robot de características humanoides que se sumerge en lo más profundo de las aguas para explorar lo que hay.

¿Qué es lo que hay en las profundidades? Para un buceador profesional incluso es difícil saberlo, pero con este robot explorador de océanos (OceanOneK) se abre una nueva puerta de descubrimientos.

Creado en la Universidad de Stanford, este robot se sumerge para explorar naufragios, conocido como OceanOneK, permite que sus operadores se sientan como exploradores submarinos. 

OceanOneK tiene características de un robot humanoide y tiene un aspecto de un buceador. Su visión es 3D y captura imágenes a color. Contiene computadoras y ocho propulsores multidireccionales que lo ayudan a maniobrar con cuidado en los sitios frágiles como en los barcos hundidos.

¿Cómo funciona?

El operador manipula los controles para dirigir a OceanOneK, gracias a su sistema de retroalimentación háptica, basada en el tacto, el robot le permite a la persona sentir la resistencia del agua, así como sus entornos. 

Desde julio han comenzado algunas expediciones de aviones hundidos, entre los que se encuentra uno de la Segunda Guerra Mundial, incluso se ha podido explorar un barco roano del siglo II frente a Córcega. 

La invención de un robot explorador para las profundidades marinas es todo un reto, y comprende una nueva visión de lo que hay ahí.Sólo que esta vez no se pone en riesgo la vida de las personas.

¿De qué está hecho?

La idea de OceanOne, una versión anterior,  surgió del deseo de estudiar los arrecifes de coral dentro del Mar Rojo a profundidades más allá del rango normal para los buceadores. El equipo de Stanford quería crear algo que se acercara lo más posible a un buzo humano, integrando inteligencia artificial, robótica avanzada y retroalimentación háptica.

El robot mide alrededor de 1.5 metros de largo y su cerebro puede manejar con qué cuidado debe manejar un objeto sin romperlo, como corales o artefactos erosionados por el mar.

Al principio sólo fue diseñado para alcanzar profundidades de 200 metros, pero con el OceanOneK se pueden alcanzar los mil metros. 

El cuerpo del robot actual utiliza una espuma especial que incluye microesferas de vidrio para aumentar la flotabilidad y combatir las presiones de mil metros, más de 100 veces lo que experimentan los humanos a nivel del mar.

Sin duda, el OceanOneK es el futuro de la ingeniería submarina.

En tu opinión, ¿Qué candidato presidencial ganó el primer debate?

Otras notas relacionadas con I.O. Qué Sé, OceanOneK, Robot, Robot explorador de océanos, robots, video