La computación es omnipresente; es imperativo transformarse para capitalizar la evolución del mercado

Share:
computacion-omnipresente-evolucion-mercado
Ricardo López Tello, director de ventas corporativas y gobierno para Intel México

El crecimiento acelerado de servicios y soluciones basadas en la nube está llevando a la democratización de servicios tecnológicos, lo que abre nuevas fronteras de conocimiento y expansión económica en áreas como la medicina, la manufactura e incluso en la expansión de los vehículos autónomos y conectados.

Imaginemos por un momento una línea del tiempo. Primero fue la era de las PC; de ahí nos situamos en la era de la nube y los dispositivos móviles. Actualmente, la tecnología sigue evolucionando y ahora nos da la bienvenida a la era de la inteligencia distribuida, donde la computación es omnipresente. Es un hecho: el mundo está cambiando y requiere de una mayor cantidad de cómputo, en todos lados, a todas horas.

Para nosotros, esta evolución tiene un significado muy profundo: representa reimaginar cómo a través de la tecnología y los datos, tenemos la capacidad de entregar valor a nuestros clientes. El cómputo en la nube, el internet de las cosas, la inteligencia artificial, la conectividad 5G, entre otras, tienen el potencial de revolucionar las ventajas competitivas y la oferta de valor de una empresa. La transformación digital se ha convertido en un imperativo estratégico para que compañías de todas las industrias puedan seguir siendo competitivas. 

Más Información

Desde nuestra trinchera, usamos la palabra ‘transformar’, porque esto requiere de una perspectiva completamente nueva en las empresas. No es una evolución o mejora digital, este concepto está realmente pensado desde una mentalidad y enfoque integral de la cultura de un negocio.

A partir de 2020, la situación de pandemia ha servido como un catalizador tecnológico; durante el año pasado y lo que va de este, México registró un avance de años en la transformación digital de sus empresas. Como compañía líder en la industria, visualizamos esto como una gran oportunidad para que todas las personas del planeta vean su vida enriquecida por la tecnología, ya sea mediante la posibilidad de continuar con su trabajo o la educación, de forma remota, hasta el entretenimiento y mantenimiento de las relaciones personales de forma digital.

Y es que poco a poco hemos visto cómo la aguja se mueve hacia estas tendencias que van revelando algunos resultados concretos. A manera de ejemplo, un nuevo estudio de Accenture[1] concluyó que las empresas que aceleraron su transformación digital, producto de la pandemia, han logrado un crecimiento cinco veces mayor que aquellas que no actuaron en consecuencia.

Por otro lado, para aquellas empresas que no apuesten por esta transformación, el panorama no es tan alentador. Un estudio de la firma consultora McKinsey[2] reveló el rol que juega la tecnología en el futuro de las empresas. El informe señala que la media de operación de las empresas que cotizaban en Standard & Poor’s 500, en 1958, era de 61 años, cifra que hoy se reduce a menos de 18 años. McKinsey estima que hacia el 2027, el 75 % de las empresas que actualmente cotizan en S&P 500 habrá desaparecido. Este estudio resalta un patrón muy claro: las capitalizaciones del mercado más relevantes actualmente se originan de compañías que han hecho de la tecnología y la transformación digital su realidad.

En México, esta necesidad de invertir refleja avances en distintos frentes. De acuerdo con el Mapa de Ruta 2025 de la AMITI[3], y respaldado por The World Economic Forum, México había perdido posiciones en el aprovechamiento de las TIC en los últimos años; sin embargo, en el último año, esta situación mejoró al subir 10 posiciones, apareciendo en el lugar 63°. Tenemos un largo camino todavía por recorrer, y se presenta frente a nosotros una oportunidad histórica, por lo que tenemos que poner manos a la obra, siendo muy analíticos respecto a las necesidades de un mercado que está en constante evolución con el fin de aprovechar cada oportunidad de negocio.

En este mundo de inteligencia distribuida, podemos pensar en la IA, la transformación de la red 5G y el borde inteligente y autónomo como las tres oportunidades de más rápido crecimiento para la industria en general. Estas tecnologías, disponibles en portafolios como los procesadores escalables Intel Xeon, están diseñadas para abordar las cargas de trabajo dinámicas y cada vez más exigentes en los futuros centros de datos, a través de la computación, las redes y el almacenamiento.

Sin duda, estamos viviendo un momento apasionante. Con más dudas que certezas sobre como luce el futuro, sí, pero con mucho espacio para imaginar e innovar. Como parte de la industria de la tecnología, nuestra labor en Intel consiste en seguir empujando los límites de lo que creíamos posible, soportando la parte técnica y materializando en soluciones de fácil adopción y accesibles para los negocios. Si bien cada industria enfrenta retos muy particulares, es urgente que se volteen a ver estas tecnologías y sus beneficios de incorporarlas como parte integral de una estrategia de negocio.

Estamos convencidos de que, para satisfacer las demandas y los requisitos de nuestros clientes, anticipándonos al mañana, las empresas de hoy deben transformar sus operaciones y dispositivos para lograr un futuro perfectamente conectado y poderosamente inteligente, priorizando la flexibilidad y escalabilidad de productos y plataformas, acelerando soluciones a problemas a gran escala que, de otro modo, tardarían meses, años o décadas en resolverse.

En medio de todo esto, la clave para sobrevivir está en implementar diversas tecnologías en aras de una transformación empresarial holística, que brinde un mejor servicio a los clientes y genere nuevos valores comerciales. Nuestro compromiso está en aplicar esta tecnología para atender los problemas más complejos de la sociedad, capitalizando el cambio y moldeando un mundo 100% conectado.

Te puede interesar: Printaform, “El Quijote de la Computación”


[1] Daugherty, P., Ghosh, B., Rippert, A., Venkataraman, R., & Wilson, J. (2021). Dar el salto y tomar la delantera. Recuperado 16 de agosto de 2021, de Accenture website: https://www.accenture.com/mx-es/insights/technology/scaling-enterprise-digital-transformation

[2] Hillenbrand, P., Kiewell, D., Miller-Cheevers, R., Ostojic, I., & Springer, G. Traditional company, new businesses: The pairing that can ensure an incumbent’s survival. Retrieved 16 August 2021, from this webpage

[3] https://amiti.org.mx/1736/amiti-presenta-el-estudio-mapa-de-ruta-2025-para-transformar-a-mexico-a-traves-de-la-adopcion-de-tecnologias-de-la-informacion

Ricardo López Tello es director de ventas corporativas y gobierno para Intel México, siendo responsable de liderar, planear y coordinar operaciones de ventas como parte de la estrategia de la compañía. Es licenciado en Ingeniería en Sistemas Electrónicos por el ITESM y Maestro en Administración de Negocios por el Instituto Tecnológico de Illinois.