Asesoría Limac busca expansión geográfica y de servicios

Share:
Bertha Alicia Limón, fundadora de Asesoría Limac

La empresa Asesoría Limac, busca expandirse en norte y sureste del país, sumar alguna marca nueva y añadir servicios a su portafolio.

Bertha Alicia Limón, fundadora de Asesoría Limac, cumplió recientemente 39 años de dar servicios en el mercado mexicano implementando y adecuando soluciones empresariales de las marcas CONTPAQi y National Soft, así como desarrollando software.

A través del software, la compañía le entrega el dinamismo que requieren las empresas para llevar a cabo todas las estrategias de digitalización y desarrollo comercial que se plantean.

Asesoría Limac abrió recientemente la sexta sucursal ubicada en Querétaro, y que se suma a las de Guadalajara, León, Toluca, Ciudad de México y Monterrey desde donde atienden a usuarios finales, canales de CONTAPQi y desarrolladoras.

Su ecosistema de socios tiene 200 distribuidores que atienden a toda la república mexicana, aunque la empresa también se relaciona con desarrolladores con quienes adecua y personaliza las ofertas ante las necesidades específicas de los clientes.

En 2021 Asesoría Limac comenzó la distribución de la marca National Soft; los siguientes meses podría sumar otras marcas para darle opciones tanto a los clientes como a los distribuidores.

La ejecutiva señaló que también quiere ampliar el portafolio de servicios, llevarlos a la nube pues muchos aún trabajan con soluciones on premise, añadir servicios de planeación estratégica, e incluso impartir cursos virtuales a usuarios finales.

La firma quiere extender su presencia en el norte y el sureste, Mérida y Cancún son dos mercados interesantes por la compañía. Si bien, recientemente la firma abrió Monterrey, le interesa seguir trabajando por crecer allí su participación de mercado.

La base del éxito de Asesoría Limac

De acuerdo con Limón, conseguir y mantener el éxito por 38 años ha sido a base de escuchar al mercado y a los clientes, que son quienes dictan la ruta a la empresa y su portafolio, de tal suerte que seguir escuchando al mercado es la parte principal de la estrategia de este año.

La dirección de la empresa cambio de manos, ahora Bertha Alicia Limón funge como presidenta del Consejo Consultivo de Asesoría Limac. Además, invierte en startups y apoya su desarrollo. Con esta actividad busca contribuir al crecimiento del país, la derrama económica, la innovación y el emprendedurismo.

La ejecutiva explicó que otra de las claves del éxito de Asesoría Limac ha sido trabajar en equipo en asociaciones como Anadic, donde se congregan distribuidores de cómputo, de software y redes que pueden unirse y hacer alianzas a favor del crecimiento, los cuales son a corto plazo.

Un poco de historia

Asesoría Limac comenzó distribuyendo sistemas contables; a los dos años nació la nómina de CONTPAQi, un sistema noble y sencillo de implementar.

Después, en la empresa empezaron a surgir áreas de negocio para las que CONTPAQi añadía un módulo: comercial, contabilidad, bancoss y todos se podían integrar entre sí.

La marca se mantienen actualizada en materia de requerimientos fiscales; emitir facturas electrónicas y timbrado fue un paso importante para el fabricante y para su empresa.

Además de ello, la ejecutiva señaló que de CONTPAQi siempre han recibido beneficios como rebates, leads y apoyos de mercadotecnia.

“A veces las empresas micro y pequeñas tienen procesos más complejos porque es parte de su flexibilidad y CONTPAQi siempre permite ir y cumplir los requerimientos de este rango de empresas”.

Bertha Alicia Limón, fundadora de Asesoría Limac.

Limón afirma que su trayectoria en Asesoría Limac ha sido satisfactoria, aunque no fue fácil al inicio de su carrera, en los años ochenta, siendo mujer, empresaria y soltera, rompiendo todos los estereotipos del momento. No obstaante, se enorgullece de su inventiva e invita a más mujeres a perseguir sus sueños, romper el techo de cristal y trabajar por sus metas.

Te podría interesar leer : CONTPAQi celebra 38 años de empoderar a la Pyme

La tenacidad, el buen trato con los clientes y hablar el mismo lenguaje del cliente fueron las armas con las que Limón se abrió paso en el mercado.

Además, las habilidades de comunicación, sensibilidad y empatía le ayudaron frente a clientes y colaboradores, porque, como ella misma afirmó: “Todos los negocios se construyen -aunque sean de tecnología- con relaciones humanas”.