330 startups tecnológicas quieren enfrentar al cambio climático

Share:

Más de 300 startups de tecnología dedicadas al desierto en Israel para hacerle frente al cambio climático.

Más de 300 compañías emergentes israelíes desarrollan tecnologías o específicas para lugares desérticos o adaptables a ellos, según el primer informe anual DeserTech y Startup Nation Central, publicado esta semana.

Más de dos mil millones de personas viven en desiertos y zonas desérticas en el mundo que ya constituyen el 40 por ciento de la superficie terrestre. Y la desertificación es un fenómeno que va en progreso, lamentablemente.

Sin embargo, Israel es uno de los pocos países del mundo que ha logrado revertir la desertificación con soluciones tecnológicas. El informe DeserTech oportunamente ofrece un análisis de todas las empresas relacionadas con energía, agua, agricultura e infraestructura del pequeño país.

El estudio, un esfuerzo conjunto de la comunidad de innovación de DeserTech formada por la Universidad de Ben Gurión, el Ministerio de Protección medioambiental, el Instituto de Innovación de Israel y la Fundación Merage, analizó 303 empresas emergentes.

Te podría interesar leer : La geoingeniería podría salvar a la Tierra del cambio climático

Especificó que 66 de ellas tienen como actividad central resolver problemas que plantea la desertificación y 237 desarrollan tecnología que tiene el potencial de ser aplicada para paliar o revertir la desertificación.

La mayoría de las startups están en el mercado desde hace más de cinco años y solo el 32 por cien han sido creadas en los últimos cinco años. Son en su mayoría compañías pequeñas, un 86 por cien de ellas emplea a menos de 50 trabajadores.

Por ejemplo, compañías en el sector del agua y la energía (especialmente campos solares) han estado operando con éxito durante años y su tendencia de crecimiento es moderada.

En los últimos cinco años, veintidós de las 66 compañías han recaudado 374 millones de dólares, según señala el informe. En su mayoría se dedican a la agricultura e infraestructura y se encuentran al inicio de su desarrollo.

Por el contrario, la mitad de las empresas dedicadas al agua y energía renovable se encuentran en estados avanzados de desarrollo y se centran fundamentalmente en soluciones de irrigación y construcción inteligente para ambientes desérticos.

La región del Néguev a la vanguardia

El informe señala el papel central de la región desértica del Néguev, en el sur de Israel, dadas las muchas instituciones de investigación, incubadoras y aceleradoras que allí se están desarrollando.

En la capital del Néguev, Beersheva, se está creando en los últimos años un “distrito de innovación” en el que los diseñadores urbanos están conectando la academia, la investigación hospitalaria, la industria avanzada y unidades de inteligencia de las Fuerzas de Defensa de Israel con el fin de convertir el lugar en una “metrópolis del emprendimiento”.              

Un 17 por ciento de las startups dedicadas a la desertificación son del Néguev, región que solo contribuye al panorama de empresas emergentes del país en un 2 por ciento.