Así actúa Intel para hacer frente al cambio climático

Share:

Reducir la huella de la cadena de valor y utilizar electricidad renovable en todas sus operaciones son algunas de las metas globales.

Intel alcanzará cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en sus operaciones globales para 2040. También aumentará su eficiencia energética y reducirá la huella de carbono de los productos y plataformas a través de objetivos específicos.

Pat Gelsinger, CEO de Intel, dijo que el impacto del cambio climático es una amenaza urgente.

Más Información

Intel buscará marcar la diferencia en sus operaciones y en la de sus clientes, socios y cadena de valor.

¿Cero emisiones? ¿Cómo lograr la meta?

El compromiso de Intel por alcanzar cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en sus operaciones está marcado por los siguientes indicadores:

  • Utilizar un 100% de electricidad renovable en todas las operaciones mundiales
  • Invertir 300 millones de dólares en la conservación de la energía en las instalaciones para lograr un ahorro acumulado de 4 mil millones de kilovatios hora
  • Construir nuevas fabricas e instalaciones que cumplan con las normas LEED del Consejo de la Construcción Ecológica de los Estados Unidos
  • Poner en marcha una iniciativa de I+D intersectorial para identificar productos químicos más ecológicos con menor potencial de calentamiento global

Además, la compañía anunció que las emisiones de gases de efecto invernadero acumuladas por Intel en la última década son casi un 75% menores de lo que habrían sido si no hubiera realizado inversiones y tomando medidas al respecto.

Así impactará en la cadena de suministro de Intel

Intel colabora con sus proveedores para identificar áreas de mejora, incluyendo el aumento del enfoque de los proveedores en la conservación de la energía y el abastecimiento de energía renovable.

Te podría interesar leer : Intel y SE fortalecen la cadena de suministro de semiconductores en México

Así como con el aumento de la eficiencia de los productos químicos y los recursos. Para acelerar el proceso, Intel se compromete a colaborar con los proveedores para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de la cadena de suministro al menos en un 30% para el 2030.

De igual forma, para apoyar los objetivos de sostenibilidad de los clientes y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de alcance 3 por el uso de productos, la compañía aumentará la eficiencia energética de sus productos e impulsará las mejoras de rendimiento que exige el mercado.