4 claves para protegerte del fraude y robo de datos online

Share:
Alberto Djemal, CEO de Klu, fintech de pagos electrónicos

¿Qué son tus datos online? Compartir información personal, como contraseñas y números de tarjetas, vía telefónica o por correo, te hará más vulnerable a fraudes.

A medida de que la tecnología ha venido a revolucionar el mundo financiero, al poner en las manos de los usuarios, las facultades para poder gestionar sus finanzas de una forma más ágil, sencilla y con una mejor experiencia, a través de la banca digital.

También los fraudes digitales y el robo de datos no se han quedado atrás, pues de acuerdo a una investigación realizada por Juniper Research, entre 2023 y 2027 las pérdidas económicas de fraudes en pagos online, superarán los 343 mil millones de dólares a nivel mundial. Una situación que diversos actores están identificando y que están buscando contrarrestar a través de la prevención.

Alberto Djemal, CEO de Klu, fintech de pagos electrónicos que arrancó operaciones en 2021, y busca posicionarse como líder en pagos electrónicos en México, afirma al respecto que “las fintech, además de trabajar para que la inclusión financiera continúe en aumento, están buscando avanzar en educación financiera, al enseñarles a sus usuarios de qué forma tienen que cuidar su información y cuál es la manera correcta de utilizar las herramientas, pues ésta es la mejor forma de reducir y eliminar los fraudes”. Razón por la cual esta fintech comparte 4 consejos para identificarlos y protegerte ante ellos.

Lee detalladamente los permisos que otorgas: Revisar a detalle los permisos que se solicitan cada vez que se utiliza una herramienta de pagos digitales, puede parecer aburrido o tedioso, pero es fundamental.

Hay algunas que permiten en automático que se obtengan contraseñas o credenciales de acceso a las cuentas que manejamos, dándoles autorización de realizar transferencias o pagos.

No compartas tu información: Ya sea vía correo, o telefónica, sea cual sea la vía, no compartir información es indispensable, ni aunque se trate de un supuesto ejecutivo, pues cuando se trata de una herramienta respaldada por instituciones reguladas, y entidades gubernamentales financieras.

Se tienen protocolos para el manejo de información y validación de cuentas, que precisamente son antifraudes, y en ellas no solicitan información confidencial, como contraseñas, temas de tus activos, o datos específicos de la cuenta.

• Utiliza equipos propios para el manejo de tus finanzas: Procura navegar en equipos propios y privados, y nunca apertures tus cuentas en equipos ajenos, y si lo vas a hacer, asegúrate de que las herramientas que utilizas sean convenientes, y adecuadas, para que no pongas en riesgo tu patrimonio.

• Pide ayuda a tu banca digital: Para evitar que tus datos estén comprometidos y en una posición delicada, mantener la comunicación con tu banca digital será un punto fundamental, pues ésta podrá identificar con sus sistemas de alerta y monitoreo de fraude, algún comportamiento o movimiento extraño de tu cuenta.

En un momento dado, procederá a revisar a detalle todas las operaciones, levantar una alerta, hacer un bloqueo por prevención, y lograr así que una posible situación de fraude, se pueda mitigar o no se torne en pérdidas de cantidades grandes, pues mediante las instituciones financieras, es posible seguir el rastro del dinero, para intentar recuperar la cantidad perdida.

Y si bien, con estos consejos podrás estar más seguro de que estás utilizando tus herramientas financieras de forma correcta, es importante que si tienes alguna duda, puedas acercarte a los diferentes actores de tu banca digital.

Éstos también están reforzando sus controles de prevención y mitigación, para proteger y respaldar a sus usuarios, y se están preocupando por hacer crecer la educación financiera, al difundir mediante blogs o comunicados los peligros a los que se está expuesto; pues el conocimiento y la prevención, serán las puertas que darán salida a este problema.