Intel invierte para garantizar fabricación de semiconductores

Share:

Buscará equilibrar la cadena de suministro en la creación de semiconductores para 2030, de esta forma el 50% de la fabricación se realizará en América.

Intel invirtió 20 mil millones de dólares para construir dos fábricas en Arizona y 600 millones de dólares en Costa Rica, esto con el objetivo de equilibrar la cadena de suministro en la creación de semiconductores para 2030, y de esta forma lograr que el 50% del trabajo se realice en América y Europa, y el resto en Asia.

Marcelo Bertolami, gerente general de Intel Américas, habló de la demanda que tiene el silicio en los últimos tiempos y destacó que son casi seis meses de trabajo los que se requieren para la fabricación de un procesador, desde que diseña hasta que está listo para ser ensamblado.

CONOCE MÁS

“La cadena de suministro de silicio es compleja, sobre todo porque va más allá del cómputo, son muchas industrias las que toman al silicio como un componente principal”, explicó.

De acuerdo con Bertolami, la fabricación de componentes para el armado de equipos de cómputo genera un problema al no poder ampliarse de forma rápida.

“El mundo se está volviendo digital, y los semiconductores son la tecnología subyacente que empodera a los desarrolladores”, agregó.

La estrategia de Intel toma cuatro pilares:

Computación ubicua, conectividad omnipresente, infraestructura de la nube al borde e Inteligencia Artificial. En donde a través del liderazgo de producto democratizará la informática con Intel x86 y XPU.

Mientras que ofrece plataformas de software y hardware abiertas y seguras que impulsan los estándares que moldean la industria. A la par de la creación de tecnología que cambie al mundo.

¿Por qué son tan importantes los semiconductores?

En la actualidad los procesadores funcionan como base de la infraestructura digital moderna. Su uso es extenso de tal manera que existen más de cien mil millones de circuitos integrados en uso diario.

A raíz del incremento en la demanda de este insumo, se comenzó a escuchar sobre su escases y el impacto que tuvo en distintas industrias.

El mundo necesitará más semiconductores e Intel tomó las medidas para crear una cadena de suministro equilibrada, en donde América Latina jugará un papel importante.

El camino del silicio

Jesús Palomino, director general de GDC, destacó que el recorrido de un chip informático empieza con la investigación.

En donde ingenieros y científicos de compañía y universidades desarrollan tecnologías de procesamiento y embalaje.

De esta forma los arquitectos de chips, los diseñadores lógicos y los diseñadores de circuitos crean dibujos computarizados.

Se trabaja en la creación de mascarillas para convertir los patrones digitales en mascarillas que contienen la información para cada paso del proceso de fabricación.

Te interesa leer: Inteligencia Artificial en los deportes: el caso de Messi y su primera temporada en Francia

Posteriormente, en un ambiente muy controlado se utilizan máquinas de fotolitografía para imprimir los patrones de las mascarillas en la oblea de silicio, para cada paso del proceso de fabricación creando cientos de circuitos integrados.

Una vez que las obleas son terminadas se cortan en chips individuales y se colocan en bobinas.

Luego los técnicos prueban cada uno de los troqueles por última vez y los montan entre un separador térmico y un sustrato para formar un paquete delgado y compacto.

Por último, los profesionales de logística envían los chips a los clientes o a los centros de distribución mundial donde se envían a los fabricantes o se empaquetan para su venta al por menor.