De 30 a 50% abajo la producción VS la demanda de PCs

Share:

La escasez de componentes electrónicos continuará hasta mediados de 2022, estimó Foxconn.

Mientra tanto, los fabricantes de equipo original (ODM) y los proveedores de marcas calculan que los envíos no cubrirán la demanda entre un 30 o 50% en el segundo trimestre de 2021.

Más Información

Las Chromebook se encuentran entre los dispositivos que han experimentado una oferta extremadamente escasa de almacenamiento eMMC que necesitan como resultado de la escasez de controladores flash NAND 

Los productos domésticos son los más afectados, entre ellos las consolas y tarjetas gráficas, por el aumento de la demanda.

Los fabricantes de portátiles ven que los envíos del 2T21 no alcanzan los pedidos hasta en un 50% : el suministro de portátiles, en particular el de Chromebooks, sigue siendo limitado en el segundo trimestre, y se espera que los ODM y los proveedores de marcas vean que los envíos no alcancen los pedidos en un 30-50%, según a fuentes de la industria.

El suministro de controladores flash NAND sigue siendo pobre : el de controladores flash NAND también, lo que limita los envíos de dispositivos de almacenamiento eMMC y SSD SATA, según fuentes de la industria.

La fabricación de dispositivos electrónicos ha sufrido un cuello de botella por la escasez de componentes electrónicos en la fabricación de chips, algo que ha afectado al lanzamiento de PlayStation 5 y Xbox Series X|S en sus lanzamientos el pasado noviembre, pero también a otros muchos productos, incluyendo los teléfonos móviles. En enero, AMD habló de una situación algo mejor a mediados de este año, pero parece que los problemas por conseguir una de las nuevas consolas o las últimas tarjetas gráficas todavía continuarán durante todo el año y parte del próximo.

Va para largo

En un artículo publicado por Nikkei, el fabricante Foxconn -responsable de ensamblar dispositivos de Apple, Microsoft, Google y muchas más- asegura que la escasez durará al menos hasta mediados de 2022.

Young Liu, director ejecutivo de Foxconn, dijo este dato en su charla con los inversionistas. Si bien el inicio de 2021 ha mejorado algo respecto a lo visto en 2020, en los próximos meses la producción volverá a caer durante todo un año. Esto sin duda afectará a los consumidores de productos electrónicos y entre ellos a los jugadores, que ya han visto cómo la especulación organizada ha puesto sus ojos en las consolas de nueva generación. Junto con las dificultades de movilidad o el cierre de tiendas por las oleadas del COVID-19 y la necesidad de hacer reservas online -donde los bots siempre tienen las de ganar-, muchos compradores aún ven imposible comprar una de estas plataformas.

Liu informó que Foxconn producirá un 10% menos de productos de los planeados, sin especificar el tiempo afectado por esta escasez. Los suministros para ‘productos domésticos’ están especialmente restringidos, pues la pandemia impulsó su demanda.

 

Causas del desabasto

 

El confinamiento en Asia, la compra al por mayor de estos productos por parte de grandes marcas son las principales causas.

Sin embargo, lo fundamental es que ha habido una inversión insuficiente en las plantas de fabricación de chips de 8 pulgadas, en su mayoría propiedad de empresas asiáticas, lo que significa que han tenido problemas para elevar la producción a medida que la demanda de teléfonos 5G, computadoras portátiles y automóviles aumentó más rápido de lo esperado.

“Hemos experimentado una escasez de componentes para toda la industria de la electrónica”, dijo Donny Zhang, director ejecutivo de la empresa proveedora Sand and Wave, con sede en Shenzhen, quien dijo que enfrentó retrasos para obtener una unidad de microcontrolador clave para la fabricación de un auricular inteligente.

“Originalmente planeábamos completar la producción en un mes, pero ahora parece que tendremos que hacerlo en dos”, dijo. Una fuente de un proveedor japonés de componentes electrónicos dijo que estaba experimentando escasez de chips WiFi y Bluetooth y esperaba retrasos de más de 10 semanas.

La industria automotriz chinacree que la producción de algunos fabricantes se verá afectada en el primer trimestre del próximo año, según un alto funcionario de la asociación de la industria.

La demanda de los consumidores en China, especialmente de automóviles, se ha recuperado de forma inesperadamente rápida de la crisis del coronavirus, y los pedidos de productos como computadoras portátiles y teléfonos móviles en regiones que aún luchan contra las restricciones pandémicas, como Europa y Estados Unidos, también se han recuperado.

“Dado que (estos productos) compiten por los mismos recursos (plantas de fabricación), la escasez se da en todos estos sectores y también en otros. Estos son los más evidentes en este momento”, afirmó Kevin Anderson, analista senior de Omdia.

El proveedor holandés de chips automotrices NXP Semiconductors comunicó a sus clientes un alza de precios de todos los productos por un “aumento significativo” en los costos de materiales y una “severa escasez” de chips, informó Reuters este mes.

“Los negocios regresaron mucho más rápido de lo que esperábamos”, dijo el presidente ejecutivo de NXP, Kurt Sievers, al diario empresarial alemán Handelsblatt el 11 de diciembre. “Muchos clientes hicieron pedidos demasiado tarde. Como resultado, no podemos mantener el ritmo en algunas áreas”.

Otros factores desencadenantes a corto plazo de la escasez de chips incluyen el almacenamiento por parte del gigante de las telecomunicaciones Huawei antes de mediados de septiembre, cuando sus proveedores tuvieron que cumplir con las sanciones impuestas por Estados Unidos, dijo el analista de la CICC Huang Leping en una nota el 11 de diciembre.

Esto se vio agravado porque rivales de Huawei como Xiaomi buscaron ganar participación de mercado aumentando los pedidos de componentes, agregó.

Firmas como Panasonic Corp y Yamaha Corp, también advirtieron que enfrentan una escasez de chips que está frenando la producción de equipos de audio y cámaras de video después de que un gran incendio dañó en octubre una planta de chips propiedad de Asahi Kasei Microdevices Corp (AKM), una unidad de Asahi Kasei Corp, en el sur de Japón.

También han surgido preocupaciones por las huelgas en Francia en el fabricante de chips STMicroelectronics.