Con la Inteligencia Artificial, el futuro será como tener siempre a un experto en tu pantalla
Con la Inteligencia Artificial, el futuro será como tener siempre a un experto en tu pantalla

Uno de los desafíos será lograr que humanos y máquinas trabajen colaborativamente, por lo que un punto de partida deberá ser analizar cómo empezar a usar los modelos de IA como aceleradores de la programación y el desarrollo de software.

Es innegable que la incorporación de herramientas de Inteligencia Artificial (IA) y de automatización en el ámbito laboral ha impulsado una amplia gama de transformaciones y cambios en las organizaciones. De hecho, un reciente informe de IBM detalla que cerca del 50% de las compañías está experimentando beneficios con el uso de estos sistemas incluyendo ahorros en costos y eficiencias.

En la actualidad, la idea de tener un experto al alcance de la mano, y de manera accesible en nuestras pantallas, es un escenario tangible. Hoy, podemos consultarle a la IA sobre lo que estamos haciendo o solicitarle ayuda para corregir errores. Incluso, para aquellos que se están iniciando en la programación, es como tener un maestro o mentor que les enseña y mejora su trabajo.

Esta realidad evidencia que esta no solo determinará el crecimiento de las compañías y las industrias, sino que también redefinirá los roles en el lugar de trabajo. Aunque este rediseño de roles no es un fenómeno nuevo, ya que se ha dado a medida que el mundo evoluciona, lo cierto es que las personas continuarán adaptándose y reconvirtiéndose laboralmente.

De una forma u otra, el mundo laboral se verá impactado por la IA; veremos la desaparición de ciertas profesiones o roles, así como el surgimiento de nuevas oportunidades de empleos u oficios. Estas plataformas darán lugar a la creación de servicios y compañías, lo que conllevará a una demanda adicional de mano de obra.

Lee también: Inteligencia Artificial marca el rumbo de las inversiones en 2024

La Revolución Digital ya está en marcha

La implementación de la Inteligencia Artificial y la automatización está generando un significativo cambio no solo en la industria tecnológica, donde su impacto es más evidente, sino que se está observando un efecto en otros sectores y áreas. En el campo de la medicina, por ejemplo, esta tecnología es capaz de procesar imágenes y audios con gran precisión; mientras que en el ámbito legal es capaz de redactar contratos o sentencias. En la industria logística, se están viendo casos aplicables, por ejemplo, a través de soluciones que permiten detectar si un conductor está cansado o no, siguiéndolo con lectura de imágenes y ayudando a prevenir situaciones de riesgo.

Estos avances marcan tan solo el inicio de un amplio espectro de posibilidades. De cara a los próximos años, el mundo será testigo de una Revolución Digital ―que ya se puso en marcha― en donde las compañías priorizarán las inversiones y su crecimiento en torno a la Inteligencia Artificial, el Machine Learning y los procesos automatizados para brindar respuestas más rápidas y acertadas a las necesidades de sus clientes. Hoy en día, se están llevando a cabo pruebas de concepto e implementaciones en este ámbito, especialmente con el auge de herramientas como ChatGPT o Bard.

Este momento representa una oportunidad inigualable para que las empresas se sumerjan en esta revolución y empiecen a probar. Las organizaciones no pueden dejar pasar esta oportunidad y deberán saber cómo aprovecharla para obtener el máximo valor.

La IA en la industria del software y el déficit de talento

La creciente adopción de la IA acelerará significativamente el campo de la programación y generará una disrupción en el mundo de los servicios de IT.  Con la aparición de estas plataformas, han surgido nuevas formas de escribir código que combinan la capacidad del hombre con la capacidad de las máquinas. Se estima que posibilitará el desarrollo de soluciones más rápidas, asertivas, con menos errores y de mejor calidad.

En este sentido, esto cobra mayor relevancia si se tiene en cuenta la alta demanda de código que no está siendo posible abastecer. Ante la elevada necesidad de talento en programación, la irrupción de la IA puede compensar este déficit y cerrar la brecha.

El desafío por delante está en lograr que ambos mundos trabajen colaborativamente, por lo que un punto de partida es analizar cómo empezar a usar los modelos de IA como aceleradores de la programación y el desarrollo de software.

La esencia está en la calidad del dato

Dentro del panorama de la adopción de tecnologías disruptivas como la IA, el gobierno de datos emerge como un elemento fundamental. Si la calidad de los datos (más que su orden) no es óptima o estos no están debidamente protegidos, difícilmente el resultado de este tipo de proyectos será satisfactorio.

Se requiere un cierto nivel de madurez en términos de gestión de datos, lo que implica que las organizaciones y profesionales que aún no hayan procurado alcanzar dicho nivel, tendrán que empezar a hacerlo.

Asimismo, las compañías deben encontrar fuentes de datos e información externas que, combinadas con los datos internos, generen mayor valor para los algoritmos de los modelos de aprendizaje. Un ejemplo de esto es el entrenamiento del ChatGPT, que utiliza datos provenientes de diversas fuentes.

La actual Revolución Digital está labrando un camino de cambios profundos y radicales que solo podrán enfrentar aquellas industrias que sean capaces de adaptarse a este escenario.

Es momento de comenzar a probar con la tecnología para aprender a usarla con el fin de mejorar la satisfacción de nuestros clientes, optimizar el desempeño de los colaboradores y, especialmente, para estar preparados para los próximos desafíos.

*Martín Méndez es CEO de NEORIS

¿Ya planeaste tu oferta para el periodo de Regreso a Clases?

En esta nota se habla de: inteligencia artificial, Neoris
WordPress Ads