Ya está aquí la era de los ‘holonautas’
Ya está aquí la era de los 'holonautas'
Holonautas

La empresa AEXA Aerospace consiguió, en octubre pasado, sumar al primer holonauta (palabra compuesta entre holograma y astronauta) a bordo la Estación Espacial Internacional (EEI).

 Proyectado en medio del magno laboratorio que orbita a una velocidad de más de 27 mil kilómetros por hora a 400 kilómetros de la Tierra, Schmid pudo realizar una evaluación médica y tener una conversación en dos vías con el astronauta Thomas Pesquet, en un hecho histórico que la NASA calificara como “el primer apretón de manos ‘holotransportado’ de la Tierra al espacio”.

 De hecho, el equipo detrás de este hito recibió una felicitación por parte del actor Robert Picardo, quien diera vida al Programa Holográfico Médico de Emergencia, conocido como “El Doctor”, en la serie Star Trek: Voyager.

Tiempos de Holotransportación

 Año y medio tomó al equipo dirigido por De la Peña Llaca la proyección de Schmid a la EEI, lo cual fue sólo el primer paso, pues durante una misión privada en abril pasado realizaron la teletransportación holográfica en dos vías.

 Lo siguiente, adelanta De la Peña Llaca, será incorporar haptics, crear la sensación de contacto físico para que no sea únicamente una interacción visual y sonora.

 Por si esto no pareciera lo suficientemente futurista, una cuarta fase de este desarrollo buscaría proyectar el holograma directamente sobre un robot en instancias como la EEI o la Luna, el cual sería manipulado desde la Tierra como una extensión corporal.

Te interesa leer: México al frente en nueva era de unicornios

¿Cómo funciona?

Holonautas 2

 Tan innovadora y compleja como puede imaginarse, realizar esta “holotransportación” requiere un kit que en realidad cabe en una mochila.

 Y es que para un ejercicio como el de llevar a Schimd a la EEI bastó con el dispositivo holográfico HoloLens de Microsoft y una computadora con software desarrollado por AEXA Aerospace.

 “El software es 100 por ciento de nosotros, se llama HoloWizard, es 100 por ciento de AEXA”, remarca el CEO de esta empresa, contratista de la NASA y de la Defensa de EU. “Nosotros hemos estado desarrollando software por medio de hologramas para entrenar astronautas, en 2016 empezamos con esta tecnología para que pudieran entrenar todos juntos”.

 El buen funcionamiento de sus primeros trabajos fue tal, que llegaron a hacer una simulación mÈdica en la base submarina Aquarius de la NASA, en Florida, en la que por medio de hologramas, un cirujano desde Houston diagnosticaba y daba instrucciones para atender el pulmón colapsado de un astronauta.

 Sólo que en ese momento las imágenes proyectadas en realidad eran avatares, lo cual no parecía terminar de gustar a todos. A lo que De la Peña Llaca respondió que podían hacer la teletransportación holográfica, de forma parecida a como Microsoft la había empezado a desarrollar.

 “Ellos usan 105 cámaras, lo graban y lo proyectan, pero no es en tiempo real. Usan un ancho de banda que utiliza entre 665 Megabits por segundo (Mbps); no es posible transmitirlo al espacio.

 “Yo creo que tenemos una forma de desarrollar nuestra propia tecnología, y que lo puedas usar con 5 Mbps, que es un internet muy sencillo y lo podemos mandar a la EEI, y se puede hacer con una sola cámara”, planteó entonces el ingeniero en cibernética. “NASA nos dio luz verde, nos patrocinan, y esto planeábamos lanzarlo para 2025”.

 El arribo de la pandemia de Covid-19, con los confinamientos y la necesidad de instaurar formas efectivas de teletrabajo, dio un empujón al trabajo de AEXA; “le dieron prioridad a esta tecnología. Entonces, en lugar de lanzarla para 2025, apretamos el acelerador y la entregamos en 2021, y fue como la pusimos tan pronto en la Estación Espacial, adelantándonos cuatro años”, resalta De la Peña Llaca.

 Se trata, pues, de un tipo de tecnología de captura que permite que modelos 3D en alta calidad puedan ser reconstruidos, comprimidos y transmitidos en vivo a cualquier parte.

 “Los que están familiarizados con las impresoras 3D saben que se imprime por capas. Con el holograma sucede lo mismo: replicamos a una persona en video volumétrico en muchisísimas capas, lo cual nos permite darle el volumen. Capturamos todas las capas de la persona.

 “Hacemos muy buena compresión de video, es parte de nuestra tecnología, para poder hacerlo en 5 Mbps en dos vías, lo cual fue un súper reto y nos dio una buena ventaja competitiva”, comparte el ingeniero mexicano, orgulloso de los frutos de tal esfuerzo, pues tan sólo para la “holotransportación” de Schmid tuvieron que pasar primero por 10 paneles distintos con 60 expertos de la NASA en cada uno.

¿Para qué servirá?

 Si durante alguna operación de la industria espacial saliera algo mal aquí mismo en la Tierra, ilustra De la Peña Llaca, “tienes más de 10 mil personas que lo pueden arreglar”.

 En Marte, por el contrario, las alternativas están limitadas a una tripulación de apenas seis personas. “Esta tecnología es muy promisoria por eso”, dice el CEO de AEXA Aerospace, refiriendo las posibilidades de “holotransportar” hasta el Planeta Rojo a expertos, en ingeniería o medicina, que puedan actuar inmediatamente.

 Conforme los actuales objetivos de la carrera espacial están puestos en la Luna y Marte, De la Peña Llaca no tiene duda de las ventajas que se conseguirón con este desarrollo, que acaso tendrá que sortear desventajas como el retraso en el intercambio de datos entre puntos tan remotos, aunque eso es algo en lo que la NASA ya trabaja para resolverlo mediante una red de satélites y comunicación por láser.

 Aunado a todo ello, el ingeniero mexicano destaca las múltiples posibilidades de uso que la proyección holográfica puede tener aquí mismo en la Tierra.

 “Imagínate un doctor que está operando en una Sierra en Chihuahua o en Oaxaca, sin mucha accesibilidad, que pueda ser asistido por el mejor cirujano en Houston, teletransportado como holograma”, ejemplifica.

 “Al mismo tiempo, si se te descompone una máquina en una plataforma de petróleo en el Golfo de México, que puedas teletransportar al ingeniero que te ayude. O si hay algún problema en un avión mientras está en pleno vuelo, pues que puedas teletransportar al experto”.

 Todo esto sin dejar de lado el papel que pueda jugar en las reuniones de negocios, estima De la Peña Llaca, así como los propios usos que la sociedad incorpore, pues parte de lo que AEXA busca lograr ahora es democratizar esta tecnología y hacerla universalmente accesible como una nueva forma de comunicación.

 “Queremos para final del tercer trimestre de este año poder contar con una versión que sea universal, que la tecnología sea barata y accesible para todos. Y la suscripción estamos pensando lanzarla en 9.99 dÛlares al mes (alrededor de 200 pesos), lo cual sería un cambio en las telecomunicaciones.

 “Es parte de lo que estamos haciendo últimamente: democratizar toda esta tecnología para que para todo mundo en este planeta sea la forma en como se comunica, en vez de utilizar una videoconferencia, la cual está limitada a lo largo y ancho de la pantalla”, sostiene. “Esto te permite un nivel de intimidad mucho más alto que el que tienes al día de hoy con la videoconferencia”.

¿Ya planeaste tu oferta para el periodo de Regreso a Clases?

En esta nota se habla de: AEXA Aerospace, Holonautas
Otras notas relacionadas con AEXA Aerospace, Holonautas
WordPress Ads