Dune puede ser real ¿El futuro será en el desierto?
Dune puede ser real ¿El futuro será en el desierto?

La “mina de oro genética” podría ser clave para cultivar alimentos en el futuro. Es el desierto más duro, tal como lo plantea la película de ciencia ficción, Dune.

Dune trata sobre un futuro condicionado por el cambio climático y trasladado a la vida en las arenas. Atacama de Chile es el desierto no polar más seco del planeta pero aún así tiene condiciones para la vida.

Aunque no se trata de humanos viviendo plenamente en el desierto de Chile, sino que existen condiciones para cultivar. Lo que abre una ventana de exploración a las condiciones áridas en la historia de la nueva agricultura.

Atacama se conoce como el lugar más duro y hostil por lo seco que es. Sin embargo, es capaz de albergar vida en sus tierras baldías, y siempre ha sido referencia para la agricultura.

Una de las preocupaciones actuales es el cambio climático y particularmente el incremento de altas temperaturas. 

Los expertos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) de la ONU calcularon recientemente que los últimos siete años han sido los más cálidos registrados.

La tendencia desde 2015 es clara, ha habido un aumento rápido y a largo plazo de las temperaturas globales. El aumento del nivel del mar, el calentamiento de los océanos y la acidificación.

Tras un estudio de esa tierra, los científicos descubrieron los fundamentos genéticos de una variedad de adaptaciones. Permiten que la vida vegetal prospere incluso en las condiciones extremas y devastadoras del desierto de Atacama.

Te puede interesar: Telosa, la ciudad del futuro en medio del desierto de Estados Unidos

    Vida en condiciones extremas ¿Cuál es el futuro?

    “En una era de cambio climático acelerado , es fundamental descubrir la base genética para mejorar la producción de cultivos y la resiliencia en condiciones secas y pobres en nutrientes”

    dice la bióloga de sistemas vegetales Gloria Coruzzi de la Universidad de Nueva York.

    Durante un período de 10 años, Coruzzi y un equipo internacional de investigadores estudiaron la vida vegetal de Atacama en 22 sitios dentro del paisaje desértico.

    La técnica de comparación, un ejemplo de lo que se llama filogenómica, arrojó 265 genes seleccionados positivamente, lo que sugiere que se correlacionan con mutaciones que podrían conferir ventajas en el desierto de Atacama.

    Estos genes, que se seleccionan positivamente en las plantas del desierto de Atacama, ya son conocidos por permitir que Arabidopsis resista la alta radiación y el estrés por temperatura.

    Además regula el desarrollo floral y el tiempo de floración, ayuda a defenderse de los patógenos y ayuda con la absorción de agua y nutrientes.

    La investigación concluye que algunas plantas de Atacama están estrechamente relacionadas con cultivos básicos, incluidos granos, legumbres y papas. 

    Los genes candidatos que se identificaron representan una mina de oro genética para diseñar cultivos más resistentes, una necesidad creciente, dada la aceleración de la desertificación de nuestro planeta.

    ¿Atacama será el inicio de Dune en la vida de cambio climático en el planeta?

    ¿Cómo fueron tus resultados de ventas al término del HotSale?

    Otras notas relacionadas con Desierto, Desierto de Atacama, Duna, Dune, Dune película, vida en el desierto