¿Qué se espera de Metaverso de Meta? Pros y contras

Share:

El Metaverso cambiará totalmente la forma en la que nos comunicamos, tal como lo hizo Facebook, ahora Meta será una de las compañías que resonarán esta década.

El Metaverso es principalmente una transformación de la comunicación humana, eso es por lo que será recordado Mark Zuckerberg, entre otras cosas que rodean a su monopolio: Meta. Facebook lo hizo hace poco más de 15 años con una red social, ahora la compañía se enfoca en diversos desarrollos tecnológicos.

El Metaverso de Zuckerberg pretende ser un espacio de interacción de máquinas, avatares idealizados y un nuevo mundo virtual. Donde arte, arquitectura, belleza y ficción se encuentran para socializar, comprar o hacer negocios. Todo esto será posible gracias a la realidad virtual y la realidad aumentada.

Te podría interesar leer : La industria del metaverso: Meta (Facebook) vs Microsoft

“Zuckerberg llevaba meses hablando del metaverso, y Facebook lleva años invirtiendo cantidades astronómicas en desarrollar o comprar dispositivos y funcionalidades de realidad virtual”, asegura Ferran Lalueza, profesor de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC

Por otro lado, expertos como César Córcoles, profesor de los Estudios de Informática en UOC, sostiene que las pantallas deben crecer la resolución y frecuencia de actualización. También los cascos deben ser más cómodos y ligeros, si se está pensando en que se pasen horas en el Metaverso.

“También tenemos que encontrar dispositivos que nos permitan interactuar mejor con los mundos de realidad virtual: los mandos de los que disponemos ahora, así como el reconocimiento de gestos, son más que suficientes para muchos usos, pero se quedan cortos si queremos que la tecnología se despliegue entre el gran público”.

Facebook y su transición a Meta

Después de 17 años, la red social, Facebook parece estancarse y posicionarse por debajo de otras redes, sin embargo, las adquisiciones como WhatsApp e Instagram siguen dándole rumbo. Además de ser una de las bases de datos de usuarios más grandes del mundo.

Alrededor del 51% de los usuarios de esta red se encuentra en los hombres entre los 18 y 64 años, mientras que las mujeres de la misma edad suponen el 38%, según el informe de We Are Social. Aunque parece irrelevante para las nuevas generaciones, hay otras que se mantienen en la plataforma otorgando resultados estables.

También hay que pensar que el Metaverso es una transición y no todas las personas estarán listas para ello, habrán muchas que ni siquiera participen. Aunque se piensa como algo accesible para las poblaciones a nivel mundial, todavía existen muchas restricciones de conectividad, es decir, no todos tienen acceso a internet.

Ferran Lalueza señala tres contras: “El primero, que acabemos dedicando más tiempo y energía al simulacro que supone el metaverso. Esta hipótesis puede parecer inconcebible, pero, de hecho, las redes sociales actuales ya generan en muchas personas la necesidad de hacer cosas con la única y exclusiva finalidad de exhibirlas después en esas plataformas. El segundo peligro es que con las acciones que desarrollemos en el metaverso revelaremos mucha más información sobre nosotros mismos —y de un modo mucho más inconsciente— que con los contenidos que compartimos en las redes de hoy, que muchas veces resulta imprudentemente excesiva. Y el tercero es que ciertas lacras como el acoso, el discurso de odio y similares pueden verse dañinamente potenciadas por la naturaleza inmersiva y altamente realista del entorno“.

Los datos y la seguridad

Facebook se convirtió en Meta en medio de escándalos y una reputación contra la red social. Frances Haugen, una exempleada, dio a conocer información sobre la compañía y su poca ética con los usuarios. Posteriormente se dio una caída a nivel mundial de sus plataformas aliadas y prácticamente con eso nació Meta.

“Me parece que habrá una convergencia entre las tecnologías de las redes de comunicación, las tecnologías móviles y la realidad virtual y aumentada o mixta. Es decir, creo que pronto tendremos un dispositivo móvil conectado a nuestras gafas y quizás una pulsera u otro dispositivo de este tipo que permitirá un acceso a este metaverso”, reflexiona el experto, Pierre Bourdin.