¿Cómo disminuir la huella de carbono de tus dispositivos electrónicos?

Share:

La transmisión de datos mundial a través de internet, cada 24 horas, genera de 25 mil a 35 mil toneladas de CO2.

Los efectos del cambio climático son cada vez más visibles y alarmantes. Durante el 2022, varias olas de calor han golpeado a diferentes países, trayendo consigo sequías e incluso la devastación de ecosistemas como el del coral. Este año hasta un 90 por ciento[1] de los arrecifes de la Gran Barrera de Coral han sufrido de blanqueamiento, un fenómeno negativo provocado por las altas temperaturas en el agua.

Este calentamiento a nivel global se debe principalmente a los gases de efecto invernadero como el CO2 y los dispositivos electrónicos juegan un papel importante en la liberación de este contaminante. La especialista Gabriela Jiménez Casas, del Instituto de Ecología de la UNAM estima que la transmisión de datos mundial a través de internet, cada 24 horas, genera de 25 mil a 35 mil toneladas de CO2[2].

Por otro lado, los correos electrónicos y servicios de streaming también tienen su impacto ambiental. La especialista refiere que cada correo electrónico puede aportar hasta 50 gramos de carbono, dependiendo también de los archivos que tenga adjuntos. Además, reproducir un simple video genera alrededor de 0.2 gramos de carbono por segundo, por lo que se pueden producir alrededor de 720 gramos de carbono durante el transcurso de una hora.

Para que todos podamos contribuir con nuestro granito de arena para disminuir la emisión de CO2 a la atmosfera, Lenovo comparte algunas recomendaciones:

  1. Mantener los equipos de alto consumo energético en modo de “ahorro de energía”.

Cualquier dispositivo electrónico consume energía, al estar conectadas, algunas laptops consumen más energía ya que aquellas con tarjetas gráficas sumamente poderosas necesitan de estar enchufadas para brindar el máximo rendimiento. Es recomendable mantenerlas en un modo de “ahorro de energía” para tareas como navegar por la web o ver contenido multimedia. Esto evitará un consumo innecesario de electricidad.

  • Apagar los equipos de cómputo y evitar el modo sueño.

Cuando dejamos un equipo de cómputo en modo sueño, este sigue consumiendo energía eléctrica. Para evitar esta situación, la mejor opción es siempre apagar los equipos e incluso desenchufarlos cuando no se estén utilizando.

  • Compactar los archivos y evitar cadenas de correo masivas.

Los correos electrónicos también conllevan una huella de carbono, por eso es preferible evitar correos con archivos pesados y envíos masivos, a menos que sea sumamente necesario. Lo ideal sería mantener las cadenas de correo al mínimo y procurar comprimir o disminuir el peso de los archivos que se envíen.

  • Busca equipos que cuenten con un plan de reducción de huella de carbono.

Programas como el CO2 Offset Service de Lenovo, permiten que cualquier tipo de persona pueda cumplir con sus propios objetivos ambientales y apoyar en la reducción de gases de efecto invernadero, ya que ofrece a los clientes una forma sencilla y transparente de compensar sus emisiones de carbono y ayudar al medio ambiente a través del apoyo a uno de los varios proyectos de Acción Climática de las Naciones Unidas.

Además de buscar el apoyo del público, las empresas del sector tecnológico han asumido también la responsabilidad de disminuir su huella de carbono. En el caso de Lenovo, se han colocado metas como lograr que el 100 por ciento de sus equipos de cómputo estén hechos con materiales reciclados y remover un millón de toneladas de contaminantes atmosféricos de su cadena de suministros para el año fiscal 2025/26.

Hasta la fecha, usuarios de Lenovo han compensado con más de 500,000 toneladas de dióxido de carbono en sus compras de PC Think (desktops, workstations, laptops), equivalente a la cantidad de GEI emitidos por más de 100,000 vehículos de pasajeros conducidos en el transcurso de un año.[3] Esta es una de las primeras iniciativas de este tipo en la industria de TI, haciendo que la comprensión del impacto ecológico de cada producto y su uso de por vida sea simple y transparente. Los clientes pueden entonces contribuir a proyectos ecológicos específicos y compensar una cantidad equivalente de emisiones.


[1] https://www.abc.es/sociedad/abci-mas-90-por-ciento-arrecifes-gran-barrera-coral-perdido-color-2022-202205131120_noticia.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.google.com%2F

[2] https://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2020_877.html

[3] Según la Calculadora de Equivalencias de Gases de Efecto Invernadero de la Agencia de Protección Ambiental