Facebook, Google, Amazon, Twitter y más, a pagar impuestos, plantea G7.

Share:
Ernesto Piedras, director general de The CIU, opina sobre propuestas del G7 de gravar la operación de empresas trasnacionales

La inciativa del G7 persigue que las empresas digitales transnacionales -como Facebook, Google, Amazon y Twitter-, contribuyan al fisco de cada nación con al menos 15% de sus ingresos.

Para que contribuyan en los territorios en los que tienen operación, el G-7, propone que las empresas digitales transnacionales -como Facebook, Google, Amazon y Twitter-, contribuyan al fisco de cada nación con al menos 15% de sus ingresos.

La iniciativa del G7, integrado por Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Japón, implicaría realizar una reforma a los sistemas tributarios a nivel global.

Busca también reducir los incentivos para que trasladen sus ganancias a países en los que no exista este régimen o a “paraísos fiscales”.

Ernesto Piedras, director general de The Competitive Intelligence Unit, destacó lo importante de adecuar las condiciones operativas, fiscales y regulatorias que fueron diseñadas originalmente para lo físico, ahora en su dimensión digital.

Respecto a la propuesta del  G-7,  promovida por el presidente Biden de EUA,  opinó que allanaría el camino para gravar a la economía digital para el bloque de países del G-20 y alrededor de 140 economías que participan en negociaciones internacionales.

Entre lo Físico y lo Digital

La OCDE identificó que bajo el sistema impositivo actual existen empresas que proveen bienes y servicios, pero especialmente estos últimos al ser fácilmente comerciables entre fronteras, escapan a una contribución plena en las economías en las que tienen operación.

Esto pone de manifiesto múltiples retos en materia de cumplimiento normativo, pero sobre todo en materia fiscal.

Por ello, con el paso de los años se ha dispuesto a diseñar mecanismos que no sólo resuelvan este desequilibrio hoy imperante entre el mundo físico y el digital.

También se busca que contribuya a que se conforme un sistema internacional impositivo que permita a las economías fortalecer sus finanzas.

Además de que se alcance un consenso respecto a las reglas fiscales aplicables, para evitar la doble tributación y estimular el comercio internacional. 

Prospectiva del Acuerdo

Se espera que se alcance un acuerdo tan pronto como en el último trimestre del año en curso.

La negociación para hacer extensible este régimen a una multiplicidad de países estará a cargo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)

Este organismo prevé que un impuesto mínimo global de 12.5% aplicable a las empresas digitales transnacionales tiene un potencial recaudatorio de 100 mil millones de dólares al año.

Esta iniciativa se constituye como la piedra angular para establecer un sistema internacional impositivo que grave de manera equitativa las transacciones e ingresos que tienen lugar en el mundo físico, así como en aquel digital. 

Piedras consideró que este puede ser sólo el inicio de una serie de ajustes al marco normativo fiscal global, del que México no está exento.

Y que, si bien, llega en una época de desaceleración económica y crisis, en el mediano y largo plazos contribuirá a emparejar el piso competitivo tanto entre países, como entre empresas en esa dualidad de lo físico y lo digital.