Comercio electrónico en Latinoamérica creció 25.6%

Share:

Los almacenes son los más interesados en dotar a sus empleados de dispositivos intuitivos para garantizar la entrega en tiempo y forma.

El comercio electrónico en Latinoamérica alcanzó un crecimiento del 25.6% en ventas durante 2021, año de cambios para los consumidores, minoristas y cadenas de suministro.

Estos retos también abren oportunidades para crear experiencias de compra en línea sin fricciones y cadenas de suministro que lleven los pedidos de tus clientes hasta la puerta de su casa en tiempo y forma.

Eduardo Ramos, líder de estrategia Pymes en Zebra Technologies Latinoamérica, planteó que para los minoristas es fundamental contar con una estrategia que incluya las necesidades de los operadores de almacén.

Te podría interesar leer : Zebra Technologies crea iniciativas para hacerte ganar más

Además, se trata de tendencias que respondan al crecimiento de las Pymes que necesitan planes que les permitan ser eficientes al momento de realizar entregas.

“Las soluciones tecnológicas ayudan a los almacenes a realizar un seguimiento eficiente del inventario, recoger, empaquetar pedios y enviar productos”, explicó.

Empresas invierten en tecnología para fortalecer su comercio electrónico

El 58% de las Pymes en Latinoamérica invierte en tecnología, y una de las áreas más beneficiadas son los almacenes.

Estas compañías ofrecen a sus empleados dispositivos móviles intuitivos y ergonómicos que puede ser personalizados.

Asimismo, invierten en escáneres de anillo portátiles y en pantallas de visualización frontal que mantienen las computadoras móviles para tener manos libre todo el día.

Si estas soluciones se vinculan con el software, el escaneo y las herramientas de impresión, optimizan los flujos de trabajo y así aumentan la productividad.

A los consumidores también les interesa conocer el estado de su pedido, y las empresas de mensajería deben saber con exactitud cuándo recoger los paquetes.

Con el aumento de las ventas en línea cada vez es más difícil pronosticar la demanda, y los operadores de almacén deben ser cuidadosos con su inventario y hacer recomendaciones sobre qué productos seleccionar en función de la disponibilidad de SKU.

Los operadores deben tener visión de futuro sobre cómo poner en funcionamiento la tecnología para no tener que trabajar tanto en administrar el inventario.