Camellos VS Unicornios

Share:
Camellos contra Univcornios

Chiara Sheldon, COO de Reworth, señaló que muchas empresas continúan con la idea de ser unicornios cuando eso hoy en día no es sustentable

“Lo que hay que ser es un camello, porque el camello puede adaptarse a entornos extremos, y desde esa perspectiva lograr un equilibrio y tener un crecimiento sustentable”, opinó Chiara Sheldon, COO de Reworth, al opinar sobre unicornios

 

Más Información

La ejecutiva lo plateó al participar en un reciente panel organizado por la plataforma de financiamiento tecnológico Cumplo.

Latinoamérica cuenta con al menos 100 startups encaminadas a convertirse en unicornio, de acuerdo con registros del Soonicorn Club Handbook, elaborado por la empresa ALLVP; de ellas, cerca de 30 por ciento son mexicanas.

Jerónimo Peralta, managing partner en Maquia Capital, opinó que más allá de conseguir una valuación de mil millones de dólares, estas empresas deben concentrarse en desarrollar un modelo de negocios innovador y rentable en el largo plazo.

Por el nivel de capital que reciben los unicornios tienen el poder y la capacidad de acaparar grandes segmentos de mercado, pero eso los vuelve foco de mayores resultados y exigencias, comentó.

“Todos los ojos están sobre ti, tienes que estar dando resultados y lo tienes que hacer rápido, cumplir las expectativas de los inversionistas; puede llevar a una expansión acelerada.

“Y no es que no sea planeada, pero es demasiado alborotada y eso conlleva muchísima contratación de talento, mucha responsabilidad adicional”, dijo

Lee también: México al frente en nueva era de unicornios

¿Cuál es el reto del unicornio?

Convertirse en unicornio, startups con valuación superior a los mil millones de dólares, puede verse como la “gran meta” de las empresas, pero las ancla a mayores expectativas que retan su posición y estatus en el mercado.

“Las expectativas del mercado suben, también la de los reguladores y el estatus de unicornio se puede perder.

“Los usuarios dicen ‘eres un unicornio, deberías tener mejor producto y ninguna queja de servicio al cliente’; eres medido con estándares más altos”, opinó Daniel Green, co-líder de la práctica de AL de Gunderson Dettmer.

El experto de la firma de abogados internacional con enfoque en el ecosistema de capital de riesgo, dimensionó que esto puede ser particularmente complejo de cubrir, porque son empresas que crecieron de manera muy rápida y, por lo mismo, siguen puliendo sus productos y servicios.

“Son empresas que en muchos casos crecieron en un par de años y no un par de décadas, entonces siguen trabajando, puliendo y mejorando sus productos.

“Ser unicornio no debería ser la meta de un emprendedor, ser unicornio es medido en ese momento y puede cambiar, puede subir y puede bajar. Es un gran logro, porque significa que has conseguido cierto éxito e interés de inversionistas, pero no significa que está terminado el camino, es un paso en una carrera muy larga”, abundó Green.