Alza en precios por desequilibrios de oferta y demanda: Banxico

Share:
Banxico
Hablar de inflación “transitoria” no es igual en términos de inflación anual que de nivel de precios, plantea Banxico.

Funcionarios del Banco de México (Banxico) declararon ayer que los choques que afectan los precios tendrán efectos temporales y no permanentes.

“Estamos siendo muy precisos, lo que se prevé es que los choques que han incidido en los precios tengan un efecto transitorio, temporal en términos de inflación anual”, explicó el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León.

“Es preciso hablar de temporalidad o transitoriedad cuando se habla de inflación anual y es diferente si se habla del efecto en el nivel de precios. Es obligación de los bancos centrales que sea transitorio y que la inflación regrese a su meta”, dijo el Presidente del Banco de México.

Los miembros de la Junta de Gobierno de Banxico explicaron el miércoles que hablar de inflación “transitoria” no es igual en términos de inflación anual que de nivel de precios.

Gerardo Esquivel, subgobernador del Banco de México, planteó que uno de los ejemplos de inflación transitoria es lo que ocurrió con los bienes duraderos, que debido al cambio de comportamiento por la pandemia, las personas optaron por gastar en estos bienes en lugar de los servicios.

“Destinamos nuestros recursos a bienes de consumo duradero y eso pudo haber cambiado los precios relativos de estos bienes respecto a los servicios, pero no quiere decir que se repetirá de manera recurrente o persistente porque será un efecto que ocurrirá una sola vez y para siempre”, dijo.

Te podría interesar leer : Cadenas de suministro, ¿Lo peor quedó atrás?

Previsiones para corto plazo

En el informe trimestral julio-septiembre, el Banco Central de México aumentó nuevamente sus pronósticos de inflación para el cierre de 2021 así como para 2022 y 2023.

De acuerdo con Banxico, la inflación cerraría el año en 6,8%, superior en 1,1 puntos porcentuales frente a la estimación anterior de 5,7%.

Luego de este pico iniciaría la senda de descenso para ubicarse cerca de la meta de 3% hacia finales de 2023.

“La pandemia ha implicado una secuencia de choques al alza que han influido sobre las previsiones de inflación” “El ajuste incorpora el comportamiento que se ha observado, y que se prevé, para los precios de los energéticos, así como mayores incrementos en los precios agropecuarios”, planteó el Banco central.