Reactivación basada en tecnología

Share:

Los planes de reactivación de las economías de México y Estados Unidos, dados a conocer ambos en fecha reciente; en México tras el nombramiento de Tatiana Clouthier como Secretaria de Economía, y en Estados Unidos después de la toma de poder de Joe Biden como el presidente número 46 de la nación americana, tienen al uso de la tecnología y el fomento de la innovación como aspectos clave.

En el caso de México, el Presupuesto de Egresos de la Federación para este año, contempla un aumento de casi el 60% en los recursos que se invertirán para adquirir bienes y servicios tecnológicos por parte del Sector Público, independientemente de eso, la Secretaría de Economía propuso cuatro ejes de acción para reactivar el mercado interno; fomentar la inversión; promover el comercio internacional y el desarrollo de siete regiones del país, contemplando a la Industria 4.0 y a la tecnología como elementos clave.

CONOCE MÁS

La dependencia promete ocuparse de apoyar el desarrollo de habilidades o capacidades de uso de la tecnología entre las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) y grupos de población como el de las mujeres, que deriven en beneficios de productividad y mayor participación en  actividades relacionadas con la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

También promoverá la llegada a México de inversiones en sectores de vanguardia y el desarrollo del concepto de Industria 4.0 en nuevos polos geográficos del país.

La dependencia encargada de formular y conducir las políticas de industria, comercio exterior, interior, abasto y precios del país, busca ponerse al frente de la innovación, y marcar la ruta para que las empresas del país y la población en general la contemplen como una buena práctica.

El nuevo gobierno de Estados Unidos pretende reducir la dependencia de su economía a la proveeduría de bienes y servicios provenientes de China, para ello invertirá importantes cantidades de dólares para fomentar el desarrollo de cadenas productivas, el desarrollo de habilidades tecnológicas por parte de grupos marginados de la población para que formen parte del cambio.

También impulsará el consumo de productos hechos en EUA.

Se espera que como parte del tratado comercial que el vecino del norte tiene firmado con México, algún beneficio obtenga la planta productiva del país y las cadenas que surten de bienes y servicios a esa nación.

En esta iniciativa del gobierno americano, el uso y fomento de la tecnología es un aspecto clave, por lo que ya los principales jugadores del sector se han puesto a la orden de la nueva administración para brindar asesoría y participar de las iniciativas que vayan dándose a conocer.

El 2021 apenas comienza, sin duda será un periodo interesante en conviene mantenernos alertas y listos para responder sin retraso a lo que las circunstancias planteen.