Temen que SAT atore al nearshoring
Temen que SAT atore al nearshoring

Algunos tramites del SAT pueden tomar hasta 8 meses y hay incertidumbre sobre si tienen que inscribirse al Repse: fiscalistas.

Las empresas que lleguen al país por el nearshoring se enfrentarán a retos fiscales, que pueden generarles trabas o incertidumbre, estimaron expertos.

Si bien, el rezago de citas en el Servicio de Administración Tributaria (SAT) se empieza a resolver, obtener una para darse de alta en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC).

Todavía toma al menos un par de semanas, sostuvo Antonio Zuazua, socio Líder de Impuestos Indirectos para América Latina de KPMG.

Además, para obtener la e.firma se puede requerir una cita más, lo cual puede complicar el proceso para que una empresa se pueda dar de alta ante la autoridad fiscal.

Las empresas no pueden operar sin constituirse como una sociedad mercantil y, para ello, un paso esencial es darse de alta ante el fisco, mencionó.

Ante ello, Zuazua consideró que los trámites fiscales representan un reto para las compañías, que buscan invertir en México como parte de la relocalización.

Eugenio Grageda, socio de la práctica fiscal de Holland & Knight, dijo que todavía llegan a tardar alrededor de cuatro a cinco semanas, el poder obtener una cita en el SAT.

Cuando previo a la pandemia de Covid-19 podían conseguirse en una semana.

Puede tomar has 8 meses devolución de IVA

Además, el analista de KPMG detalló que la devolución por acreditamiento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) -que se realiza en los 40 días hábiles posteriores a la solicitud- toma más tiempo para las empresas, que empiezan a operar en el país.

“Para empresas que no tienen historial ante el SAT y no ha solicitado devolución, lo que termina pasando es que la autoridad solicita requerimiento de información extensos.

“Aunque en promedio la devolución que tomaría 40 días, termina extendiéndose a seis meses o hasta ocho meses”.

Comentó. 

Grageda apuntó que otro de los retos más importantes para las empresas es la obtención de la certificación del IVA y del IEPS.

Que permite exención de aranceles e importar temporalmente mercancía al país sin desembolsar un pago de IVA sobre la misma, detalló. 

El fiscalista de Holland & Knight enfatizó que es sumamente importante conocer el proceso y los requerimientos para prevenir que el SAT decline otorgarla.

Advirtió que el fisco aún enfrenta rezagos en sus operaciones, derivado de la crisis generada por la pandemia de Covid-19.

Por lo que en algunos casos tardan en obtener dicha certificación hasta cinco meses.

Inscribirse o no al Repse

Otro reto, es la incertidumbre sobre ciertas obligaciones, entre ellas darse o no de alta en el Registro de Prestadoras de Servicios Especializados (Repse).

Dijo que pueden exigirles a estas empresas ser parte del Repse aunque no sea necesario.

El temor es, que si hay una auditoría del IMSS, se determine que sí tuvieron que registrarse y no lo hicieron.

Con lo que se perdería la posibilidad de deducir de impuestos el pago de servicios, explicó.

Según las autoridades, están obligadas a registrarse en el Repse, empresas que presten servicios especializados o realicen obras especializadas y busquen proveer a un tercero (contratante) dichos servicios.

“Pero esa incertidumbre de interpretación y diferentes posturas adoptadas por los diferentes contribuyentes ha causado un reto en la contratación de empresas extranjeras en México”.

Dijo Grageda.
¿Cómo fueron tus resultados de ventas al término del HotSale?

En esta nota se habla de: Mexico, Nearshoring, política pública, SAT