Big Brother Reloaded: Analítica de datos, IA y nube refuerzan la videovigilancia
Big Brother Reloaded: Analítica de datos, IA y nube refuerzan la videovigilancia

El mercado de la videovigilancia experimenta una transformación significativa impulsada por tecnologías innovadoras, un cambio que va más allá de la seguridad física y abre nuevas oportunidades para empresas y gobiernos.

La videovigilancia evolucionó de ser una herramienta de seguridad básica a convertirse en un pilar esencial para la toma de decisiones en negocios y gobiernos.

La clave de este cambio está en la implementación de diversas tecnologías, como la inteligencia artificial aplicada al análisis de vídeo, que permite extraer información valiosa de las imágenes capturadas y facilitar la toma de decisiones.

Las plataformas abiertas e híbridas, que combinan soluciones locales y en la nube para ofrecer mayor flexibilidad y personalización a los usuarios.

Soluciones para la protección de la privacidad y la ciberseguridad, que garantizan el cumplimiento de las normativas legales y el respeto a los derechos de las personas grabadas.

Las soluciones térmicas para la prevención de incendios, que detectan anomalías de temperatura y alertan de posibles riesgos.

Lo mismo que las aplicaciones basadas en humanos, que captan la conciencia situacional en escenarios que requieren vistas de 360°, 270° o 180°.

revista.infochannel.info

Empresas como Dahua Technology, Hikvision y Milestone Systems destacan que el impulso de soluciones tecnológicas innovadoras en materia de hardware y software avanzado, incluida la Inteligencia Artificial (IA), ha sido fundamental.

Entre los aspectos que favorecen esta tendencia se encuentran:

  • La creciente demanda de cámaras con mayor resolución, calidad de imagen y conectividad a la nube ha llevado a una oferta más accesible.
  • La respuesta a las necesidades del mercado también resulta clave en la adopción de la analítica de datos.
  • Las empresas buscan la automatización de procesos operativos y de negocio, convirtiendo los datos recopilados por las cámaras de videovigilancia en un recurso esencial para la toma de decisiones estratégicas.

Rodrigo Escamilla Santiago, director de Desarrollo de Negocios en Dahua Technology México, señaló que el resultado de esto es un creciente interés por parte de diferentes segmentos empresariales hacia soluciones que integren este tipo de tecnologías.

“Hay demanda para la seguridad y protección de empleados, líneas de producción, almacenes, activos y productos, entre otros aspectos.

“También quieren saber qué sucede con las operaciones del día a día en procesos comerciales, de venta y administrativos, principalmente”, agregó el ejecutivo de Dahua Technology.

Aplicaciones Prácticas

En el sector retail, por ejemplo, las cámaras se utilizan para analizar datos de clientes, conocer sus preferencias y mejorar la eficiencia operativa.

“Con los sistemas de videovigilancia hoy pueden hacerse cruces de información a nivel de ticket compra, atención de clientes, control de almacenes.”, describió Escamilla Santiago.

La integración de tecnología de la nube ha sido un catalizador importante en la transformación del mercado de videovigilancia.

Te puede interesar leer: Anuario Infochannel 2024: 20 oportunidades de negocio.

No solo mejora la eficiencia y accesibilidad, sino que también reduce costos, especialmente en lo que se refiere al almacenamiento de datos.

La incorporación de la Internet de las Cosas (IoT) también se presenta como un factor de impulso del mercado, junto a la ultra alta definición en la imagen y la nube para datos descentralizados.

Escenario Promisorio

Investigaciones de consultoras como Grand View Research sugieren un panorama positivo para el mercado de videovigilancia, con una estimación de crecimiento anual del 10.7% hasta 2030.

El sector industrial liderará la demanda de soluciones de videovigilancia, según pronósticos.

En México, la Administración de Comercio Internacional de EU prevé una fuerte demanda en gobierno, empresas y hogares.

El organismo señala al mercado mexicano como uno de los más importantes de Latinoamérica en materia de seguridad por su tamaño, industrias líderes, desarrollo y demanda total.

Tan sólo en 2022, los mexicanos gastaron en promedio $1, 300 mensuales al contratar una alarma vía online, y la demanda para la videovigilancia se concentró en la Ciudad de México, Estado de México y Jalisco, reportó B12Admark, empresa dedicada a soluciones de Inteligencia Artificial.

Esta perspectiva no pasa desapercibida para los fabricantes y distribuidores de tecnología, que ya aprovechan oportunidades en este cambio de visión sobre el sector de videovigilancia.

Coinciden, ciertamente, en que ya se está ante una nueva generación de soluciones para videovigilancia, en las que la analítica de datos es el elemento central y el hardware sólo la infraestructura necesaria para su obtención y aprovechamiento.

Te puede interesar leer: Nearshoring genera proyectos de videovigilancia y seguridad.

Del CCTV a la videovigilancia avanzada

Erwin Villa, especialista independiente y excolaborador de Milestone Systems, empresa dedicada al desarrollo de software que se integra a la videovigilancia, explicó que el mercado de vigilancia, durante años, estuvo basado en soluciones de Circuito Cerrado de Televisión (CCTV).

Una propuesta de videovigilancia con tecnología análoga que cumple con su cometido de seguridad y monitoreo en tiempo real.

Más, añadió, no lo suficientemente automatizada para proporcionar capacidades de análisis avanzados de datos.

Relató que la aparición de las cámaras IP y equipos con mayor capacidad de almacenamiento y conexión a la nube, conectividad a redes, mejor calidad y resolución en imágenes e integración con sistemas de seguridad, entre otras, iniciaron el cambio en el modelo de negocio.

El cual se ha visto consolidado, destacó, con funciones avanzadas como la analítica de video, que permite reconocimiento facial, conteo de personas, detección de objetos y otras capacidades que mejoran la observación.

Pero sobre todo la inteligencia de negocios al proporcionar datos de valor.

En muchos casos, agregó Villa, ya integran Inteligencia Artificial (IA).

Lo cual ha revolucionado la capacidad de estas soluciones para analizar y procesar información de manera más avanzada, haciendo que sea más efectiva en la detección y prevención de eventos.

La implementación exitosa de estas tecnologías, dijo, mejora significativamente no sólo la seguridad y eficiencia de los sistemas de videovigilancia, sino la toma de decisiones en los negocios.

Dichos aspectos, desde la perspectiva de Miguel Arrañaga, director regional de ventas para la zona Bajío de Hikvision México, han hecho más accesibles las soluciones de videovigilancia consolidando el modelo de negocio hacia la analítica de datos.

Pero, apunta, sin descuidar los temas de seguridad crítica.

La opinión del ejecutivo es que ambas visiones conviven en la comercialización de este tipo de tecnología, en la que fabricantes y proveedores han sabido responder a las necesidades del mercado.

En cuanto funcionalidades, añade, las cámaras han aumentado la calidad y resolución de las imágenes que captan; al mismo tiempo que se ha dado una reducción en los precios permitiendo llegar a diferentes sectores empresariales, incluyendo a la PyME; gobierno y, ahora, el hogar.

Impacto en los Programas de Canal

La analítica de datos ha reconfigurado los programas de canal de los fabricantes.

La capacitación en tecnologías emergentes, certificación en el uso de la videovigilancia y adaptación a nuevos esquemas de licenciamiento son esenciales para los distribuidores.

El ejecutivo de Hikvision destacó que el enfoque de análisis de datos en la videovigilancia, basado en la nube, también ha ayudado a desarrollar nuevas propuestas de negocio y venta.

Un primer camino que ya se explota, dijo, tiene que ver con la participación de desarrolladores independientes que crean sus propias aplicaciones o soluciones a la medida.

Las cuales complementan o se integran de manera efectiva a los equipos de grandes firmas de la videovigilancia.

Tal es el caso de Hikvision, informó el ejecutivo, que considera estas opciones para llevar al mercado una oferta diferenciada.

En el renglón de los distribuidores, Arrañaga habla de socios que actualmente ya aprovechan la tecnología de la nube y videovigilancia para plantear una oferta de servicios de mantenimiento y soporte técnico remotos.

Así como la venta de actualizaciones y novedades del software, tanto en la vertiente seguridad y protección, como en la de análisis de datos.

Villa opinó que los fabricantes deben tener programas o herramientas en las que se comparta el conocimiento y mejores prácticas al distribuidor.

Dirigidas a la integración de tecnología que considere soluciones de hardware y software para la videovigilancia y analítica de datos, detalló el ejecutivo.

Te puede interesar leer: IA en todas partes.

¿Dónde están las oportunidades?

Si en la pandemia por COVID-19, la videovigilancia cobró un papel primordial como instrumento tecnológico para colaborar de manera eficiente en la construcción de estrategias de seguridad ante el confinamiento.

Hoy, coinciden los entrevistados, se tiene nuevamente la oportunidad de crear un escenario de grandes oportunidades para fabricantes y canal de distribución a través de las analíticas de video en los sistemas de videovigilancia, que promueven dicha tendencia ya consolidada en el mercado de seguridad.

¿Cómo integrar las nuevas tecnologías de videovigilancia en México?

* Identifica las necesidades y los objetivos de tu cliente, así como el contexto y el entorno en el que se va a implementar la solución de videovigilancia.

* Elige la tecnología adecuada para cada caso, considera la calidad de imagen, el almacenamiento, la conectividad, la escalabilidad, la interoperabilidad y la seguridad.

* Capacita al personal encargado de la instalación, el mantenimiento y el uso de la solución de videovigilancia, asegurándote de que conozcan las características y los beneficios de la tecnología elegida.

* Cumple con la normativa legal y ética vigente en México, respetando los derechos de las personas grabadas y protegiendo los datos generados por la solución de videovigilancia.

* Evalúa el impacto y el retorno de la inversión de la solución de videovigilancia, midiendo indicadores como la satisfacción del cliente, la reducción de riesgos, el aumento de la eficiencia y la mejora de la toma de decisiones.

¿Ya planeaste tu oferta para el periodo de Regreso a Clases?

También te interesa: