La PC es clave para la evolución digital de las empresas
La PC es clave para la evolución digital de las empresas
Ricardo López Tello

Desde su creación, la PC ha demostrado una y otra vez que es una herramienta clave para transformar al mundo.

La PC o computadora personal es el dispositivo detrás de los hitos más importantes de la humanidad en las últimas décadas, desde avances científicos y médicos que han salvado innumerables vidas, hasta la posibilidad de mantenernos conectados e informados ante cualquier situación.

Durante la pandemia por COVID, la PC fue sin duda el dispositivo esencial para que un gran número de empresas pudieran mantenerse operativas, migrando su fuerza laboral a una modalidad remota de forma segura, al mismo tiempo que adaptaban su modelo de negocios a la nueva realidad digital de sus clientes.

De hecho, en el 2021 esta industria creció más de 30% con relación al 2020, sobrepasando la marca de más de 5 millones de computadoras vendidas en el país, según datos de la consultora IDC.

En este contexto, con un gran crecimiento en su demanda, estamos seguros de que la PC es la puerta de acceso para el futuro de la tecnología y el despliegue de las tendencias tecnológicas más recientes en nuestro país.

La-PC-no-estaba-muerta-fue-menospreciada

Negocio vigente

Según datos de IDC, hasta mediados de 2021, la venta de PC en México había crecido un 28% con respecto a 2020, lo cual nos habla de una importante evolución en sus patrones de consumo no solo por parte del usuario final, sino también desde las empresas y su forma de operar en el día a día.

Algo importante para señalar es que este dispositivo no solo sirvió como herramienta de trabajo, sino que a nivel personal nos permitió mantener contacto cercano con seres queridos y amigos desde cualquier parte del mundo, crear contenido, informarnos de las últimas noticias e incluso entretenernos.

El rumbo es claro, y nos dice que será fundamental que las empresas cuenten con PCs potentes y actualizadas, que se adapten a las necesidades propias del negocio y que sean flexibles ante cualquier contexto.

Base instalada actualizada

Invertir en una infraestructura tecnológica moderna, con equipos actualizados, brindará numerosas ventajas a las empresas de cualquier tamaño, que van desde mejorar considerablemente la productividad de sus colaboradores, tener acceso a innovaciones recientes como la nube, el WiFI 6, y la IA, e incluso brindar beneficios económicos a largo plazo.  

Respuesta a la situación del mercado

No obstante, en el contexto actual aún existen considerables retos y barreras para que más empresas tengan acceso a una infraestructura tecnológica actualizada.

Un estudio comisionado por Intel a finales de 2020 demostró que el 45% de las empresas proveedoras de tecnología encuestadas reportó un decremento de ingresos a partir de la contingencia sanitaria de 2020.

El impacto económico negativo causado por la pandemia es una de las principales barreras que evitan que las empresas, sobre todo PyMEs, puedan renovar sus equipos de cómputo, ya que se trata de una transición que requiere diversas adaptaciones del negocio e inversiones monetarias significativas y, desafortunadamente, un gran número de organizaciones en nuestro país no cuentan con los recursos necesarios para cerrar esta brecha digital.

La buena noticia es que, conforme vamos avanzando en esta nueva era de digitalización, la industria tecnológica ya está realizando algunos de los avances más importantes en los últimos años que tienen como objetivo disminuir estas barreras y abrir más puertas y oportunidades para las empresas.

Ejemplo de esto es la creciente popularidad de los modelos “como servicio”, mejor conocidos como “as a service”, que ofrecen alternativas para que las empresas cuenten con una infraestructura tecnológica actualizada, con una considerable reducción de costos y garantizando una seguridad absoluta para sus operaciones.

Lee también: Intel premiará uso de tecnología en la Pyme

El aporte del modelo

Gracias a modelos como éste, es posible que empresas de cualquier tamaño puedan obtener recursos de hardware y software con la posibilidad de pago por uso y escalabilidad de acuerdo a sus necesidades, dándoles la oportunidad de aprovechar al máximo los ecosistemas inteligentes actuales y maximizar las capacidades tecnológicas de los usuarios, lo que será clave en esta “nueva normalidad” que llegó para quedarse, ya que los trabajos se quedarán híbridos y eso requerirá de una gran seguridad, desempeño óptimo de procesamiento, estabilidad de las plataformas, y una gestión eficiente de los sistemas.

Desde nuestra trinchera, en Intel buscamos recientemente ayudar a pequeñas y medianas empresas a que se unan a la transformación digital, por lo que nos unimos con HP y creamos una actividad llamada IT Extreme Makeover donde premiamos a tres compañías mexicanas que demostraron innovación desde sus procesos y hoy ya cuentan con tecnología que ayudará a que su negocio siga creciendo.

No cabe duda de que este tipo de innovaciones continuarán creciendo a un ritmo acelerado en los siguientes años, y será vital que como industria trabajemos en conjunto para continuar creando soluciones que democraticen el acceso a este mar de mejoras tecnológicas que están definiendo el futuro.

Ahora más que nunca, es fundamental que las empresas proveedoras de tecnología y que forman parte del canal de distribución acompañen al resto del sector empresarial mientras continúan su viaje de digitalización, con la PC como piedra angular de esta transformación.

*Ricardo López Tello es director de ventas corporativas y gobierno para Intel México

¿Ya planeaste tu oferta para el periodo de Regreso a Clases?

WordPress Ads