¿Pasas las cuatro pruebas del emprendedor?
¿Pasas las cuatro pruebas del emprendedor?
Emprendedor

José Medina Mora Icaza, fundador de CompuSoluciones, creó una metodología que permite probar si una organización pasará de una idea de empresa a un emprendimiento.

Emprender es una vocación que se inicia desde muy jóvenes, o cuando estás terminando la maestría -como fue su caso- o cuando te acabas de retirar; no hay una edad para emprender, señaló José Medina Mora Icaza.

El fundador de CompuSoluciones y Presidente Nacional de Coparmex, ha acompañado a muchos emprendedores y desarrolló un esquema que refleja las 4 pruebas del emprendedor que hay que pasar para ser exitoso:

1. La prueba del gusto.

Pregúntate si te gusta lo que haces, si te apasiona. Un error común de los emprendedores es iniciar un negocio porque hay una oportunidad en el mercado. Las oportunidades hay que buscarlas dentro de uno mismo.

Una vez que tengas claro lo que te apasiona, sal a buscar una oportunidad en eso. Pregúntate: ¿cómo me veo al iniciar ese emprendimiento? Para saber si es compatible con tu visión sobre lo que quieres ser. En cualquier tipo de negocio, tus miedos desaparecerán a medida que domines los elementos esenciales. Abandona tu trabajo actual cuando tengas claro lo que quieres hacer.

2. La prueba del sacrificio.

Cada emprendedor tiene 3 roles: el técnico, el administrador y el visionario.

Los emprendedores se quedan en el rol técnico, que es hacer lo que nos gusta y nos olvidamos de los otros roles que el negocio requiere.

Utiliza un organigrama, dibuja todas las funciones que requiere la empresa y después coloca a las personas que forman la empresa.

Lo común es que al emprender tengas varios roles. Considera estas tres 3 áreas, ya que toda organización exitosa tiene un trípode que la sostiene: las ventas, la operación y la administración.

3. La prueba de la rentabilidad.

Es una fórmula muy sencilla: ingresos – egresos = utilidad. Es necesario tener utilidades si quieres permanecer en el mercado, sin embargo, muchos emprendedores no encuentran el punto de equilibrio y no encuentran utilidad.

Aquí algunas recomendaciones:

* Tus ventas deben ser superiores a tus gastos. Los gastos son seguros, los ingresos son probables.

* Cobrar sin falta tus facturas. Es muy común que los emprendedores cierren sus negocios con muchas cuentas por cobrar.

* Poner una lupa en la liquidez. Sin un buen manejo de flujo de caja, la empresa nunca podrá ser exitosa. La liquidez es la gasolina de la empresa.

* Ser transparente. Compartir con los colaboradores los costos y gastos, ya que cuando la gente está bien informada nos ayuda a ser más rentables.

* Cuidar a tus clientes, con una cultura de servicio. Recuerda, tú trabajas para ellos. Es fundamental hacer que los clientes hablen de tu empresa.

Y también recuerda cuidar de tus colaboradores, ellos son los activos más importantes.

4. La prueba de la trascendencia.

Si logramos hacer que nuestro trabajo esté alineado con nuestra misión, encontraremos sentido a todo lo que hacemos.

“Nunca seremos exitosos a menos que ayudemos a los demás. Ayudar no solo incluye las ganancias financieras, sino también compartir nuestro tiempo, talento y dinero. En la medida en la que podamos, es importante compartir”, indicó.

Lee también: CompuSoluciones cambia la fórmula en el Modelo de Atención

¿Ya planeaste tu oferta para el periodo de Regreso a Clases?

WordPress Ads