Cambios fiscales permiten anticiparse a riesgos de liquidez en las empresas
Cambios fiscales permiten anticiparse a riesgos de liquidez en las empresas
Luis Velasco, estratega contable en Aspel.

Migrar a tiempo al CFDI 4.0 ayuda a que los procesos contables sean más eficientes y la toma de decisiones sea óptima.

El plazo para que los contribuyentes migren al Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) en su versión 4.0 está por terminar, así que la oportunidad para que el canal de distribución de Aspel ayude en la transición está vigente.

Luis Velasco, estratega contable en Aspel, explicó que la complejidad en los requerimientos solicitados por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) causaron que la entrada en vigor se viera postergada.

“El CFDI 4.0 incluye nuevos campos de información, y estos datos a incorporar no siempre son sencillos de obtener, es ahí donde tenemos un problema para timbrar las facturas electrónicas en la nueva versión”, agregó Velasco.

¿Qué problemas hay con la emisión del CFDI 4.0?

Uno de los principales problemas al emitir el CFDI es que, según sea el caso, se requieren datos relativos al régimen fiscal del receptor, esto antes no se pedía y ahora debe incluir este en los campos de captura y si no se tiene conocimiento de cuál es o el que se tiene en el catálogo no coincide frena el proceso.

Además, si se emite un comprobante con un error se requiere uno nuevo y eso toma tiempo.

Otro de los problemas constantes es el uso de decimales en comprobantes, para esto, la autoridad fiscal presentó unas guías de llenado que explican el criterio a seguir, principalmente para no truncar o redondear arbitrariamente los montos permite hasta seis decimales y al final, en el gran total se hace el redondeo, así se evitará que el sistema de facturación lo rechace.

En el caso particular del CFDI de nómina se solicita el domicilio fiscal, sin embargo, ocurre que en ocasiones el trabajador no tiene el domicilio actualizado. El domicilio se puede corroborar en la constancia de obligaciones fiscales.

Sensato prolongar la entrada en vigor del CFDI 4.0 hasta 2023

De acuerdo con Velasco fue sensato prolongar la entrada en vigor del CFDI 4.0 hasta 2023, esto da tiempo para que los contribuyentes estén al corriente.

En este contexto, Aspel está preparado y tiene actualizados los sistemas de facturación y administración empresarial para que los usuarios facturen con la nueva versión y no tengan problemas ante el SAT.

“Sistemas como SAE están actualizados, ya cuentan con los requerimientos solicitados, con los nuevos campos de captura e incluso se hicieron pruebas para que los usuarios migren a la nueva versión del CFDI, también está actualizada la parte de carta porte”, explicó.

Para el ejecutivo el mensaje es claro, no se trata de postergar la actualización a las nuevas versiones de CFDI o carta porte, sino migrar ahora para tener un periodo de familiarización.

Explicó que la compañía mantiene comunicación activa con el canal de distribución además de brindarle la capacitación suficiente para que la transición sea más amigable y el usuario final facture de manera correcta.

Cambios fiscales no son tan malos

Velasco invita a conocer el trasfondo de migrar a las nuevas versiones, pues estos cambios mejorarán las operaciones al tener mejores controles.

“Todo esto representa una modificación a los sistemas de facturación. Hay que tener en mente que al contar con más información la contabilidad será más eficiente y ágil.

“Al estar actualizada y contar con mejores herramientas permite que los dueños de las empresas o accionistas tomen mejores decisiones. Estos cambios permiten tener una fotografía actualizada de la situación financiera de la empresa y eso permite anticiparse a riesgos de liquidez”, ahondó.

¿Qué mercado invierte más en tecnología en México?

Otras notas relacionadas con cambios fiscales, canal de distribución, CFDI 4.0, contabilidad, facturación electrónica, SAT