AMITI se pronuncia en contra de la Remuneración Compensatoria

AMITI se pronuncia en contra de la Remuneración Compensatoria

Javier Allard, director general de la Asociación Mexicana de la Industria de las Tecnologías de Información, AMITI

“El papel del gobierno es tomar medidas más efectivas contra la piratería, no castigar a la industria TI”: Javier Allard, AMITI

Javier Allard, director general de la Asociación Mexicana de la Industria de las Tecnologías de Información, AMITI, se pronunció en contra de la llamada Remuneración Compensatoria que volvió a ser noticia luego de los pronunciamientos de la Sociedad de Autores y Compositores de México.

Como representante de una asociación con fabricantes, mayoristas e integradores de la industria TI, consideró injusto que la industria asuma el pago de un impuesto para los creadores por varios factores:

El primero de ellos, porque, cree que es anticonstitucional que el gobierno le cobre a empresas particulares (las empresas de TI) para darle el dinero a otro particular (la Sociedad de Autores y Compositores de México).

“El papel del gobierno es cobrar impuestos, sanciones pero no para entregarlo a otro particular; este sería jun ejercicio atípico que no entra dentro de sus funciones”. señaló.

En segundo lugar, Allard señalo que no se puede pensar que todos los dispositivos que tienen capacidad de almacenar o reproducir obras autorales como lo es la música, películas o libros, van a ser utilizados expresamente para ese fin o para hacer ‘copias piratas’.

“Imagínate a una empresa que adquiere mil computadoras para su área administrativa tendrá que pagar un extra porque el equipo puede almacenar y distribuir música”

Además, señaló que es imposible que el fabricante de tecnología tenga un control total del destino final de su producto, de manera que un fabricante de micro SDs no puede saber si su memoria va para una cámara PTZ de videovigilancia o a la computadora de un estudiante.

El ejecutivo señaló que en efecto, la piratería se sirve de tecnología pero que no es al fabricante al que se tiene que castigar, sino a quien comete el delito de copia y violación de derechos de autor.

https://twitter.com/alejandrozenker/status/1590524505470173184

En ese sentido, señaló que como parte del trabajo del gobierno plantear estrategias más efectivas contra la piratería.

En tercer lugar, señaló que esta compensación considera que no se debe repercutir en el precio al consumidor final, lo que restaría márgenes a los fabricantes.

Si el cobro de esta compensación llegara a los consumidores, no solo el usuario final se vería afectado, sino a todas aquellas industrias que se valen de la tecnología, es decir, todas; gobierno, manufactura, empresas de todos los niveles, educación, salud, financiero.

El consumidor ya paga por los contenidos que consume

Allard recordó que la discusión inició desde 2003 bajo diferentes estatutos: copia privada, como canon, ahora Remuneración Compensatoria.

Señaló que se presentó en la Cámara de Diputados por la LXIV Legislatura y fue desechada por el pleno, debido a los desequilibrios presentados entre los procesos culturales, creativos y de tecnología.

El documento presentado no esclarece quién o qué organismo se haría cargo de reunir y administrar el dinero, ni tampoco da detalles de su repartición, y si estas “ganancias” llegarían únicamente a la sociedad, a autores que pertenezcan a esa sociedad, a puros autores y creadores mexicanos, o se haría una tarifa por cantidad de reproducciones.

Con este último punto, el de las reproducciones, Allard señalo que los usuarios de plataformas de streaming ya pagan por el acceso a los contenidos, y esas plataformas ya le pagan a los autores.

En días pasados, la Sociedad de Autores y Compositores de México reavivó el tema e invitó a los fabricantes e importadores de dispositivos tecnológicos a dialogar sobre la llamada Remuneración Compensatoria, aunque Allard asegura que no ha llegado una invitación concreta, con fecha y hora para hacerlo.

https://twitter.com/CANIETI/status/1636430376489893901

Pese a que la postura de la AMITI es en desacuerdo con la llamada Remuneración Compensatoria, Allard no se cierra al diálogo.

Allard y la AMITI están abiertos a participar en mesas de discusión en el parlamento abierto. De hecho, afirmó que desde hace ‘años’ han mandado desde la unidad de gobierno de la asociación, escritos a Diputados y Senadores explicando la posición de la industria.

Como asociación apoyan la postura de la CANIETI como cámara del sector que también es en contra porque afecta los derechos de sujetos no obligados al pago de la Remuneración Compensatoria por concepto de copia privada.

¿Ya planeaste tu oferta para el periodo de Regreso a Clases?

WordPress Ads