Europa aprueba el cargador universal para dispositivos electrónicos

Share:
Cargador universal, Europa

La norma para imponer un cargador universal, que lleva una década en negociaciones, deberá entrar en vigor a finales de 2024

En un futuro próximo, los europeos necesitarán un solo dispositivo para cargar sus teléfonos móviles, tabletas, auriculares y otros aparatos electrónicos portables.

El Parlamento Europeo dio esta semana su visto bueno definitivo al cargador universal en territorio comunitario.

La medida busca facilitar el día a día de una ciudadanía para la que este tipo de aparatos forma parte ya de su vida.

La aprobación de la legislación fue validada este martes en la sesión en Estrasburgo del Parlamento Europeo por 602 votos a favor, 13 en contra y ocho abstenciones.

Deberá entrar en vigor a finales de 2024.

Todos los teléfonos móviles, tabletas y cámaras digitales vendidos en la UE deberán incorporar un puerto de carga USB de tipo C.

La medida también será obligatoria para los ordenadores portátiles a partir de la primavera de 2026.

Lee también: ¿Los puertos USB-C serán obligatorios? Incluso para iPhone

El paso dado en Estrasburgo no es el definitivo, puesto que el Consejo deberá aún aprobar formalmente la directiva antes de que pueda ser publicada en el Diario Oficial de la UE.

Razones de peso

Respecto a la conveniencia de la medida, la Unión Europea tiene cifras contundentes:

  • Solo en 2020 se vendieron 420 millones de teléfonos móviles y otros aparatos electrónicos portables.
  • De media, cada europeo posee tres cargadores para estos aparatos, de los que solo usa dos de forma habitual.
  • Una cifra nada desdeñable de ciudadanos, el 38%, ha reportado en el pasado dificultades para cargar sus móviles, en general porque el cargador era incompatible.
  • Más allá del exceso de basura tecnológica que esto genera (11.000 toneladas anuales, apunta Bruselas), esto tiene un coste extra bastante elevado para los consumidores: cada año, los europeos gastan unos 250 millones de euros en cargadores, ya que estos no vienen necesariamente con el equipo adquirido.