Avanza Jalisco en diseño de chips

Share:
Jalisco on Chip
Representantes del Civestav y de la Secretaría de Desarrollo Económico de Jalisco

A través del programa Jalisco on Chip se generan las condiciones para ofrecer de nuevo en el Estado los servicios de circuitos integrados, y preparar ingenieros con conocimiento en el área.

En Jalisco ya no sólo se hace validación de semiconductores, insumo esencial para la fabricación de chips, sino que ya hay participación de la entidad en su diseño e integración.

Recientemente se terminó un programa de capacitación de ingenieros en el área y en circuitos integrados para atender la alta demanda mundial.

Se trata de programa Jalisco on Chip, lanzado en agosto de 2021 y finalizado en mayo pasado, que se enfocó en dos objetivos: generar condiciones para ofrecer de nuevo en el Estado los servicios de circuitos integrados, y preparar ingenieros con conocimiento en el área.

Durante el proyecto, a cargo del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav) y la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) del Gobierno estatal, también se capacitó a 10 personas en temas de semiconductores y tecnología.

Lee también: Vive Jalisco auge en alta tecnología

“Es una oportunidad que quizá no se vuelva a repetir, las fábricas que están creando en Estados Unidos la apertura, la búsqueda de diseñadores (de semiconductores y chips) aquí en América o Latinoamérica para satisfacer el cambio de unidades de negocio de Asia hacia America”, planteó en entrevista el doctor Ramón Parra Michel, director del Cinvestav Guadalajara.

 Además, la empresa transnacional Intel hace actualmente desde Jalisco diseño, validación e integración de semiconductores, operaciones que reforzó con una inversión de 8 millones de dólares a principios de este año.

Jesús Palomino, director general del Centro de Diseño de Intel en Guadalajara, explicó que el trabajo que realiza la empresa en la Ciudad permite asegurar la calidad para que el producto pueda ser lanzado al mercado.

“Diseñamos cosas tan complejas que es muy difícil que funcionen a la primera pasada, entonces, revisar que la calidad de ese circuito está al nivel que queremos es un reto muy grande y ese es el reto que tiene este centro a través de la validación”, dijo Palomino.

Detalló que actualmente este proyecto se encuentra en la fase de creación de una plataforma para la validación y proceso de integración que permitan completar el ciclo de desarrollo de productos.

Explicó que el ciclo de desarrollo de un producto puede tomar más de dos años, dependiendo su segmento.