I.O. Qué Sé 15: ¿La inteligencia artificial hará desaparecer tu trabajo?

Share:

#IOQuéSé Ep. 15 La inteligencia artificial está haciendo de la automatización algo de qué preocuparse. Toma conciencia de esto y capacítate en nuevas áreas que enriquezcan tu actividad actual.

Un informe de McKinsey que habla sobre el desplazamiento de la fuerza laboral, estima que alrededor de 800 millones de empleos globales podrían verse afectados por la automatización antes de 2030.

Eso indica que alrededor del 6% de la fuerza laboral global, tiene que encontrar nuevas ocupaciones debido a la automatización. Pero no te espantes, aunque desaparezcan algunos roles, lo natural es que muchos evolucionen y se les eliminen tareas tediosas para que los humanos seamos más productivos en nuestros centros laborales.

Te podría interesar leer : I.O. Qué Sé 14: ¿Por qué tu celular tiene tantas cámaras?

Ahora sí, los trabajos más amenazados son los siguientes:

  • Contadores: Actualmente se desarrollan sistemas contables mucho más económicos y eficientes.
  • Mensajeros y repartidores: Los robots y los drones se perfilan como una opción de logística, ya que son rápidos, menos costosos y eficientes.
  • Ejecutivos de servicio al cliente: Los chatbots están cambiando la interacción con el cliente y logran resolver consultas internas. 
  • Médicos: Sí, también están en la mira. Los cirujanos robóticos realizarán operaciones importantes o críticas porque es más probable que realicen tratamientos efectivos y precisos que los cirujanos humanos.
  • Recepcionistas: Entre teléfonos automatizados y sistemas de programación, tal como las grandes corporaciones ya operan. 
  • Conductores de taxi y autobuses: Los vehículos autónomos gradualmente harán que los conductores humanos desaparezcan.
Te podría interesar leer : I.O. Qué Sé 13: Apple Watch y otros gadgets para tu salud digital

Gana nuevas habilidades ante la inteligencia artificial

Aquí está el gran pero, aunque todo esto es muy sencillo de decir, en realidad llevará años de prueba y error. Para muestra de ello, los pilotos autónomos. Por ahora existen muchas reservas.

La Inteligencia Artificial aprende de los humanos y nosotros desarrollamos nuevas habilidades al mismo tiempo. Existe una creciente preocupación sobre si habrá suficientes puestos de trabajo, dada la posible automatización.

La historia sugiere que tales temores pueden ser infundados: con el tiempo, los mercados laborales se ajustan a los cambios en la demanda de trabajadores, debido a las disrupciones tecnológicas, aunque a veces con salarios bajos.

El reto es garantizar que los trabajadores tengan las habilidades y el apoyo necesarios para la transición a nuevos trabajos. Los países que no logren gestionar esta transición podrían experimentar un aumento del desempleo y una caída en los salarios.

Seguramente en el futuro los presentadores serán robots humanoides o seres virtuales, las cámaras y todo el sistema de producción se operarán y editarán de forma autónoma o I.O Qué Sé. Por ahora hay que concentrarse en adquirir nuevas habilidades para transformar nuestros trabajos.