Latinoamérica rumbo a un déficit de talento tecnológico

Share:

Países de América del Norte como EUA y Canadá, lo mismo que de Europa, se ocupan de captar al talento latino en materia de tecnología, mejorando los salarios y condiciones que podrían recibir en sus naciones.

Los grandes países latinoamericanos siguen produciendo bastante talento tecnológico –tan sólo el año pasado en México se graduaron 19 100 personas en el área de las TICs, seguido de Brasil con 12 093–.

Pese a ello, factores como los bajos salarios y alquileres vuelven a la región latinoamericana un gran atractivo para la inversión y captación de talento tecnológico para los países de América del Norte y Europa, en los cuales la escasez está más acentuada.

“Ahora que cada vez más compañías en Estados Unidos contratan desarrolladores de manera remota, México se ha convertido en uno de los principales lugares donde las empresas estadounidenses buscan talento”, destacó Jorge Téllez, Chief Community Officer en Revelo

Revelo es una empresa de tecnología que conecta a los desarrolladores de software en América Latina con oportunidades de trabajo remoto en dólares en los Estados Unidos.

Lee también: Distrae 4T prioridad de generar  talento

La compañía adquirió en fecha reciente a Listopro.

Ahora está buscando la colocación de nuevos talentos de tecnología en Estados Unidos a través de los 350 mil candidatos que Listropo tenía registrados en su plataforma en México.

A transformar pero también a invertir

Pese a que las cifras siguen siendo prometedoras, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) emitió, en 2021, una crítica hacia la región Latinoamericana al comentar que sólo se han enfocado en aspectos tecnológicos y normativos de la transformación digital y que han dejado rezagado la inversión en la capacitación del talento tecnológico.

A través de una encuesta que el BID publicó en su libro Transformación Digital y Empleo Público, salió a relucir que, de 718 gerentes públicos latinoamericanos, un 64% declararon que su proyecto de tecnología ha sufrido dificultades por falta de habilidades del personal responsable; el 51% reconoció tener un déficit severo de habilidades en análisis de datos, mientras que el 40% identifica una falta de preparación en torno a los temas de programación y desarrollo de software. Lea Giménez, Jefa de División en el Sector de Instituciones para el Desarrollo del BID, sentencia que “no hay transformación digital posible sin especialistas digitales para llevarla adelante y sin que todos los servidores públicos puedan implementar adecuadamente las nuevas tecnologías. La conexión entre la agenda digital y la gestión del capital humano es indiscutible e ineludible”.