¿Ya es posible cultivar plantas en la Luna?

Share:

Cultivar fuera del planeta Tierra es todo un reto por las condiciones que deben existir, pero científicos de la universidad de Florida, han conseguido cultivar plantas en la Luna.

¿Cómo lograron cultivar plantas en la Luna? Científicos de la Universidad de Florida han completado una primicia mundial. Lograron cultivar plantas en el suelo de la Luna, utilizaron muestras obtenidas por el Apolo 11, 12 y 17 misiones, aunque no tenían mucho con qué trabajar.

Su estudio también investigó cómo las plantas responden biológicamente al suelo de la luna, también conocido como regolito lunar, que es radicalmente diferente del suelo que se encuentra en la Tierra.

Consideran que es el primer paso hacia el cultivo de plantas para alimento y oxígeno en la luna o durante misiones espaciales. 

El equipo usó pozos del tamaño de un dedal en placas de plástico, que generalmente se usan para cultivar células, como macetas. Colocaron un gramo de tierra en cada uno de estos, agregaron una solución nutritiva y luego colocaron algunas semillas de berro thale (Arabidopsis thaliana).

El poder de alterar y cultivar el el suelo lunar

Plantaron las semillas en otros tipos de suelo como parte de un grupo de control, incluido suelos simulados, de ambientes extremos y una sustancia que imita el suelo lunar.

Casi todas las semillas plantadas en el regolito lunar brotaron, pero las plantas finalmente mostraron algunas diferencias con las que crecieron en el grupo de control.

Algunas de las plantas de tierra lunar crecieron más lentamente o eran más pequeñas. También hubo más variación en los tamaños que con el grupo de control. La forma en que las plantas responden al suelo lunar puede estar relacionada con el lugar donde se recolectó el suelo

Los investigadores descubrieron que las plantas con más signos de estrés eran las que crecían en lo que los geólogos lunares llaman, suelo lunar maduro. Estos suelos maduros son los que están más expuestos al viento cósmico, que altera su composición. Por otro lado, a las plantas cultivadas en suelos comparativamente menos maduros les fue mejor.

El siguiente paso es atender a las siguientes cuestiones, si la Luna es muy seca ¿Cómo responderán los minerales en el suelo lunar al tener una planta creciendo en ellos, con el agua y los nutrientes agregados? ¿Agregar agua hará que la mineralogía sea más hospitalaria para las plantas? 

Los estudios de seguimiento se basarán en estas preguntas y más. Por ahora, los científicos están celebrando haber dado los primeros pasos para cultivar plantas en la luna.