Dell Technologies prepara Centro de Excelencia Zero Trust

Share:

El Centro y las nuevas ofertas en servicios de seguridad ayudarán a brindar mayor resiliencia para la ciberseguridad moderna.

Zero Trust es un modelo de seguridad que cambia la manera en que las organizaciones abordan la ciberseguridad.

El modelo va de depender únicamente de las defensas perimetrales a una estrategia proactiva.

Es decir, que sólo permite la actividad segura, conocida en los ecosistemas y las proyecciones de datos.

Bajo este contexto, Dell Technologies anunció la apertura de un Centro de Excelencia Zero Trust.

Su objetivo es servir de catalizador, para que sus clientes obtengan resultados de confianza cero, al facilitar el diseño e integración de esta arquitectura.

El centro será abrirá en colaboración con CyberPoint International y el Maryland Innovation Security Institute; se espera quede listo en 2023 en DreamPort, Estados Unidos.

John Roese, director global de tecnología de Dell explicó que la estrategia de seguridad cibernética deben trascender su infraestructura y extenderse a sus aplicaciones y datos.

Por eso, una estrategia basada en Zero Trust se podría convertir en el mejor camino a seguir.

El centro de excelencia permitirá acelerar la adopción de Zero Trust

La firma ubica que el nuevo espacio brindará a las organizaciones un centro de datos seguro, para validar los casos de uso de esta metodología.

El Centro utilizará la arquitectura de referencia de Zero Trust del Departamento de Defensa.

Que será la base para que las organizaciones prueben las configuraciones antes de la implementarlas en sus ambientes.

Te podría interesar leer : El canal es el motor de crecimiento de Dell Technologies

Además, Dell brindará un plan repetible de la arquitectura, lo que permitirá un camino más rápido a la adopción.

Para ayudar a las organizaciones a alinearse y lograr resiliencia, los Servicios de Asesoramiento de Seguridad Cibernética de la firma, brindarán un plan de trabajo para:

  • Aprovechar los activos de seguridad existentes.
  • Encontrar y abordar brechas de seguridad.
  • Determinar las tecnologías avanzadas que los clientes deben implementar.
  • Ayudarles a aprender cómo habilitar la vigilancia y el control continuos a largo plazo.