Amazon vende prueba casera para COVID-19

Share:

Las personas que quieran acceder a la prueba casera no tendrán que tener una orden médica. Su venta es directa en Estados Unidos.

Primera vacuna casera

Conoce más

Semana.-   Las altas cifras de contagio de coronavirus en todo el mundo tienen a la humanidad en estado de prevención por lo que además de asumir diversas formas de autocuidado ante cualquier resfriado o posible síntoma de la enfermedad no dudan en someterse a largas filas para que se les practique la prueba que determine si el virus se encuentra presente en su cuerpo.

Por esa razón y pensando en la gran demanda de las pruebas de diagnóstico que cada día aumenta más en Estados Unidos, Amazon está ofreciendo la posibilidad de acceder a una prueba casera para detectar coronavirus a la que se puede acceder por 110 dólares la unidad o 1,000 dólares por 10 pruebas.

El uso de emergencia de las mismas fue autorizado el mes pasado por la administración de medicamentos FDA por sus siglas en inglés, siendo esta la primera prueba casera autorizada para que los estadounidenses se la lleven a casa sin estar en una videollamada con un proveedor de atención médica, es decir, que es ‘directa al consumidor’, lo que significa que los estadounidenses pueden comprarla a voluntad, sin una nota prescrita por un médico.

La prueba casera que consiste en una muestra de saliva que se recolecta a través de un kit realizado por DxTerity, promete dar resultados de 24 a 72 horas y según su distribuidor, detecta el 97% de los positivos a comparación de otras pruebas y casi el 93 % de los negativos, unos datos que alientan a quienes puedan acceder a la misma y con ello evitar las largas filas y espera para acceder a las pruebas que se realizan en diferentes centros de salud del país norteamericano.

Pese a esto, el precio para acceder a este método que detecta en un tiempo relativamente corto y sin mayor molestia para quienes accedan a la misma, podría ser un obstáculo para aquellos estadounidenses que luego de las vacaciones y las celebraciones de fin de año quieren sentirse más seguros frente a la enfermedad pero que por sus condiciones económicas no les sea posible adquirirlo.

Sin embargo, se espera que sean miles de estadounidenses los que accedan a estas pruebas caseras para que de esta manera se reduzcan las largas filas para adquirir la prueba de diagnóstico de esta enfermedad las cuales hasta el mes pasado lograban cubrir varias manzanas de la ciudad que además de representar largos tiempos de espera, también podrían aumentar la posibilidad de contagio, además de tener que someterse a la incómoda prueba del hisopo al interior de la fosa nasal que muchos han calificado como molesta.