Twitter vs Elon Musk: A juicio en octubre

Share:

Jude McCormick, jueza a cargo del juicio, escuchó los argumentos de Twitter y de Elon Musk y decidió que se lleve a cabo en cinco días de octubre.

Aunque los abogados de Elon Musk pedían que el proceso por la compra de Twitter fuera postergado a febrero de 2023, la jueza a cargo resolvió llevarlo a cabo en octubre.

El juicio para resolver la disputa sobre la compra por 44.000 millones de dólares de la tecnológica resolvería la incertidumbre y el golpe a las acciones y rendimiento de la compañía.

La primera sesión preparatoria del juicio se llevó a cabo de forma telemática porque la jueza McCormick ha enfermado de coronavirus. 

Los abogados de Twitter aseguraron en la sesión que los esfuerzos dilatorios de Elon Musk son un “intento de sabotaje”.

“Está haciendo todo lo posible por tumbar a Twitter”, señaló Bill Savitt, abogado del despacho Watchell, Lipton, Rosen & Katz.

“Está haciendo todo lo posible por crearle daños a la empresa y exponerla. Lo hace para poder escapar del contrato que prometió cerrar”, añadió Savitt, quien considera que la operación debe concluir antes de que se venzan los acuerdos de financiamiento que se tienen con los bancos, en abril del próximo año.

La jueza coincidió con el razonamiento de los abogados de la compañía de San Francisco. “Típicamente, mientras más tiempo permanece en el limbo una de estas fusiones, más se extiende la nube de incertidumbre sobre la empresa, aumentando un riesgo irreparable para el vendedor”, aseguró McCormick.

La postura de Musk

Elon Musk afirmó en una carta al principal abogado de Twitter que está terminando el acuerdo porque Twitter está “en incumplimiento sustancial de múltiples disposiciones” del acuerdo original, que se firmó en abril, según una presentación regulatoria.

Las acciones de Twitter cayeron casi un 6% en las operaciones posteriores al cierre del viernes inmediatamente después de la noticia, después de terminar el día con una caída del 5%. Las acciones de Tesla ganaron más del 1% en las operaciones posteriores al cierre.

El futuro de la operación se encamina a los tribunales de equidad, donde el magnate podría ser obligado a adquirir la tecnológica.

Los abogados de la plataforma social consideran que la empresa no ha roto ninguna de sus obligaciones acordadas desde abril, cuando la tecnológica se embarcó en la operación que inició con una oferta hostil del magnate de Tesla. 

Con el rumbo puesto al tribunal de equidad de Delaware, una victoria clara para Musk es que su salida de la operación se salde con el pago de 1.000 millones de dólares, un monto que puede cubrir un hombre cuya fortuna asciende los 220.000 millones. Pero las cosas no son tan sencillas para el hombre más rico del planeta.

En el acuerdo presentado frente a la SEC en abril pasado hay una cláusula llamada de ejecución específica. Los especialistas estiman que esta podría jugar en contra de los intereses de Musk y en favor de Twitter si no hay un arreglo entre las partes que frustre un juicio que podría ser desfavorable para el empresario de Tesla y Space X. Este acuerdo, no obstante, sería mayor a los 1.000 millones de dólares.

En abril, el multimillonario daba la noticia por propia cuenta a través de su perfil en la red social: