Software Defined Everything clave para el canal

Share:

Big Data, Cloud y BYOD se han convertido en palabras claves en las conversaciones habituales de los actores de la industria TIC, sin embargo hay un tema del que no se habla con frecuencia y que podría marcar la pauta en el negocio a mediano plazo del canal: Software Defined Everything.

El concepto sitúa al software como actor principal en la expansión y uso de la red, por ejemplo el esquema Software Defined Network (SDN)  el modelo de negocio Sass (Software as a Service) representan para el canal un mercado casi inexplorado que requiere no solo de conocimientos tecnológicos sino también de destrezas en la venta consultiva.

Más Información

Describiendo el concepto

SDN determinará las plataformas de redes IT de próxima generación. Se espera que en los próximos años la automatización para la configuración de las soluciones se vea de una manera sin precedentes, lo cual implica que no habrá un gran grupo de trabajo determinando los recursos requeridos por los usuarios, el software será el encargado de determinar y localizar los recursos de red, de CPU, de memoria y de almacenamiento para una aplicación.

El concepto de SDN, significa separar la capa de hardware de la de software para lograr interconexiones estándar dentro de los elementos de red, y crea un lenguaje común que puedan usar todos los programadores, lo cual representa una gran oportunidad para los distribuidores. Hoy en día la mayoría del hardware tiene un software embebido del que no se pueden separar, cuando esto se logra, se crea un lenguaje común y el software puede ser genérico. El distribuidor que pueda hacer que infraestructura y red hablen el mismo lenguaje podrá sacar mayor provecho de ella

De acuerdo a Luis Carlos Guerrero, vicepresidente para la región Andina de Level 3, la automatización de las redes internas en las empresas obedece a grandes cambios como el uso intensivo de video y los equipos virtuales, lo cual obliga a las compañías a hacer saltos tecnológicos cada vez más importantes en las plataformas de colaboración que le entregan a los usuarios.

En este escenario, el canal que le vende tanto a las Pequeñas Empresas (PyME) como a las grandes empresas tiene muchas oportunidades, porque la tecnología le demandará a ambos tipos de clientes cambios en su infraestructura desde el punto de vista de redes y de equipos y ahí debe estar el canal dispuesto a ofrecer la solución.

De acuerdo a Guerrero, las empresas cuya operación depende más del uso de Internet necesitan más de estos servicios, por eso demandan que las operaciones sean más económicas y que tengan menos recursos humanos involucrados, ello favorece la tendencia de automatización de red, de la que también se puede beneficiar la PyMEs, porque para ellas significaría menos mano de obra implicada, más simplicidad y más agilidad.

Para tener una referencia de lo que representa este mercado, algunas empresas podrían estar gastando entre el 3 y el 5% de sus ingresos brutos en soluciones de tecnología SDN.

Para Alejandro Girardotti, gerente regional de desarrollo y producto para Level 3 empiezan a surgir nuevos jugadores que mientras entiendan el lenguaje común para hablar con el hardware pueden realizar nuevos desarrollos, lo que implica que irán surgiendo empresas y programadores podrán programar el hardware de redes de distintos fabricantes con un solo lenguaje.

“SDN ya tiene un cierto nivel de implementación, Estados Unidos es país pionero al menos con Level 3, tenemos una red gigantesca funcionando con este modelo que le permite a nuestros clientes conectarse a un portal y duplicar o triplicar su ancho de banda con un click y en cuestión de segundos, en Latam no lo tenemos pero estamos trabajando en ello”, aseguró el vocero.

En este escenario los canales, tienen por un lado el desafío de adaptarse porque están acostumbrados a trabajar con diferentes fabricantes que hablen el mismo idioma o por el contrario están casados con una marca; venden hardware con contratos de mantenimiento, tienen especialistas por producto y todo ello se modificará, Girardotti explicó que adaptarse les va a generar muchos beneficios a largo plazo porque empezarán a trabajar con empresas de software y de hardware de manera independiente, no tendrán que limitarse a trabajar solo con una marca, empezarán a variar y esto les abrirá el mercado. Luego están las aplicaciones, donde ellos también pueden participar agregando valor, desarrollando aplicaciones que trabajen en conjunto con el hardware.

En cuanto a los grandes fabricantes, estos actualmente promueven estrategias de reutilización del hardware. Los grandes proveedores de tecnología como Cisco o Juniper están armando paquetes de software que pueden ser instalados en el mismo hardware que hoy está corriendo y pueden empezar a hablar los nuevos protocolos y conectarse con nuevos controladores.

El modelo más cómodo para las empresas: Saas

Bajo el esquema de Software as a Service (SaaS) Microsoft ha trazado su negocio y ahora quiere trasladar a sus canales. La idea del fabricante es que todos utilicen el modelo independientemente del tipo de cliente, para darles a todos escalabilidad y competitividad a nivel mundial. Así mismo, están creando la siguiente generación del ecosistema, pasando de desarrolladores que construyen software a la medida (On Premise) a constructores de software escalable a nivel mundial.

Sobre el tema, José Mauricio Álvarez, director de Nuevas Tecnologías e Innovación de Microsoft Colombia, aseguró que la oportunidad de negocio se puede ver reflejada en diferentes aspectos: el primero tiene que ver con el consumo de nube. En la medida en que los desarrolladores de software construyan sobre nube las solucione serán mucho más fáciles de vender, adicional a ello se puede crear una propuesta de valor mucho más enfocada a cada cliente.

Actualmente Microsoft trabaja con los canales tradicionales temas de recuperación, almacenamiento de datos, maquinas virtuales; sin embargo, están buscando que estos empiecen a manejar dentro de sus portafolios soluciones de desarrolladores; para ello también los ayudan a hablar de negocios con el tomador de decisiones de la compañía, no solo con el área de TI.

En cuanto a la transición de las empresas, el fabricante observa que muchas están empezando a mover cargas que no son críticas hacia la nube, están empezando a comprar software transaccional departamental que no tiene mucho impacto en el negocio, lo que la marca aplaude porque esas compañías que empiezan a hacerlo se comienzan a liberen de cargas y se enfocan al core de su negocio.

Datos del fabricante indican que el mercado de Software As A Service vale entre 25 y 30 millones de dólares, con posibilidades de que se duplique cada tres años. A nivel mundial, entre el 40 y el 50% del mercado se moverá hacia la nube. En 2018 puede que representar 100 billones de dólares.

“El software como servicio es un habilitador en la generación de riqueza de la siguiente economía, es clave para que las empresas sean más productivas.”, concluyó Álvarez.

El software en la colaboración

Como las empresa están cambiando para permitir que la gente colabore más, el Software Defined Colaboration es clave a la hora de lograr escalabilidad y beneficio del usuario final

Pierre Rodríguez, vicepresidente de Polycom para Latinoamérica y El Caribe, aseguró que en los próximos cuatro la colaboración dejará de ser un tema aislado y será aplicado a todas las compañías, el ambiente de trabajo se convertirá en una experiencia basada en tecnología, personas y procesos, las empresas verán cómo se utiliza la colaboración para mejorar la manera en que funcionan.

Aquí el canal entra a ser un jugador importante en la instalación e implementación del servicio de colaboración en cloud, los canales que comercializan con PyMEs debe asegurarse de mostrarles que la barrera económica ya no existe porque las soluciones son horizontales y crecen conforme va creciendo su empresa. Esto requiere mucha consultoría de parte del canal, porque borrar este estigma es complicado en el segmento.

El reto para el distribuidor está en mostrar a las compañías cómo usar colaboración para ventas, mercadeo, finanzas y otra áreas, existe mucho espacio por crecer y se necesitan canales que desarrollen venta consultiva porque el problema es que muchos de ellos no lo hace, acotó el vicepresidente.

Añadió que el panorama en Latinoamérica es excelente, tendencias como movilidad, BYOD, cloud, social, data, apalancan el sector de colaboración porque ayudan a derribar barreras adicionales como el ancho de banda.

En América Latina solo el mercado de video es una oportunidad de 250 millones de dólares.