Sistemas ERP diseñados a la medida son ventaja competitiva

Share:

Un sistema de Planificación de Recursos Empresariales (ERP) aumenta la eficiencia operativa y estandariza los procesos de una empresa, lo que permite ahorrar costos y ayuda a mantenerse a la vanguardia. El servicio brindado a los consumidores finales a través de un sistema ERP debe ser de calidad para crear un vínculo con los clientes y que éstos sean leales a la empresa, lo que evidentemente mejorará la competitividad de la compañía.

Roberto Tatemura, director de Marketing de Intelesis, empresa mexicana que cuenta con un portafolio de soluciones ERP, señala que estos sistemas deben adaptarse a cada modelo de negocio, deben ser un “traje a la medida” para que la productividad sea mayor y el crecimiento sea constante. Para ello, el ejecutivo emite 5 claves que deben tener los softwares especializados.

Más Información

Primero, los sistemas ERP tienen que ser flexibles, ya que existen factores externos fuera del alcance de la compañía a los que se debe adaptar la solución, como los temas fiscales. Además de ajustarse a un sector o tipo de empresa en específico, los sistemas también deben acoplarse a los procesos de de negocio, a los cuales atribuyen la razón del uso de la herramienta para poder agilizar su administración.

El software tiene que amoldarse a cada una de las áreas a la que opera la empresa, lo que permitirá su fácil y cómodo manejo. El contenido del ERP debe estar delineado a las características de la empresa para evitar errores de quienes lo manejan, para ello se necesita un periodo de capacitación, mismo que será proporcionado por los proveedores de software a sus clientes.

Por último, los sistemas ERP deberán tener un servicio de postventa para darle seguimiento al proceso y dejar satisfecho al cliente resolviendo sus dudas y asesorándolo después de la capacitación.