¿Qué aprender para empoderarte?

Share:

Además de la base de conocimientos técnicos, es importante que aprendas a vender y desarrolles una capa de habilidades personales, entre las que destaca la resiliencia o cualidad para adaptarse a situaciones difíciles y volver al estado inicial después de afrontar un episodio adverso.

Lo importante es que no te sientas derrotado a las primeras de cambio, situación que ocurre de forma regular cuando se monta un negocio. Es clave que te ocupes de formarte, autocapacitarte, pero que tengas claro qué es lo que tienes que aprender para poder lanzarte y no como los corredores novatos, que agotes tus energías en el calentamiento.

Conoce más

La formación y el aprendizaje son la materia prima del emprendedor. Mucho más que el dinero o la idea. Hay millones de humanos pensando en ideas todo el rato, lo importante es la ejecución. Y eso se basa en el talento y la formación.

Antes un empresario podía empezar e ir aprendiendo por el camino, pero es cierto que ahora hay conocimientos cada vez más específicos de emprendimiento: estrategia, gestión, innovación, financiamiento. Por una parte es importante tener idea del sector en el que se quiere emprender y el conocimiento del entorno digital, pues Internet se ha convertido en el canal de venta casi obligatorio.

El objetivo, en cualquier caso, y sea cual sea el proyecto, es vender. Tu idea, tu producto, tu servicio. Por eso, quienes ya han recorrido la ruta del emprendimiento recomiendan tener una buena base de marketing y de empresa.