Primera autopista de electricidad en México estará a cargo de Siemens

Share:

Siemens anunció su proyecto de Línea de Transmisión de Corriente Directa de Alto Voltaje (HCDV) para la primera autopista que llevará electricidad en México, que costará aproximadamente mil 700 mdd y podría impulsar en 25% las inversiones industriales en la zona sur del país, así como el surgimiento de nuevas plantas de generación.

La autopista, que operará a partir del 2020, tendrá 600 kilómetros lineales que transportarán 3 mil megawatts de corriente directa de alto voltaje de Oaxaca a la Ciudad de México. Además, reducirá hasta 8.0 las pérdidas en la transmisión del fluido y de potencia de luz en relación con la tecnología tradicional a un menor costo.

Más Información

Esto contrarrestará las pérdidas de transmisión de energía de 13.1%, equivalentes a pérdidas económicas de 42,246 mdp al país durante el 2015, según estimaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). La tecnología HCDV también impedirá los cortes de electricidad y reducirá las emisiones de gases contaminantes.

Este mes la CFE presentará las bases para la licitación, la cual será pública e internacional. Louise Goeser, CEO de Siemens Mesoamérica, indicó que la reforma energética permite la apertura del sector a la inversión privada y al uso de nuevas tecnologías para aprovechar fuentes no convencionales, así como la mejora de la infraestructura, el incremento de la eficiencia de generación y distribución de electricidad, y la reducción de costos energéticos.

Goeser comentó: “la autopista energética será la punta de lanza para insertar a México en el nuevo paradigma de infraestructura económica global, impulsada por la reforma energética”.

La ejecutiva recordó que recientemente la empresa entregó los primeros conversores de 1,100 kilovoltios (kV) que transmitirán 12 gigavatios (GW) de Changji a Guquan, en China. Otro logro destaca en el 2010, cuando Inefe adjudicó a Siemens la construcción de la línea subterránea de interconexión eléctrica entre España y Francia, lo que aumentó la capacidad de intercambio de energía a 2,800 megavatios de corriente continua a 320 kilovoltios.