Nube a la medida de la PyME

Share:

El avance de la tecnología baja los costos de emprender. A través de una PC, smartphone o tablet, accedemos a grandes cantidades de información con un solo click. Y si necesitamos guardarla, ya no se requieren CDs o Memorias USB; basta con que utilizar alguna de las tantas plataformas de almacenamiento de nube, o cloud, para poderla descargar cuándo y dónde queramos.

Pareciera que este tipo de tecnologías de nube fue pensado para los startup de negocios. Con el modelo tradicional tienes que invertir en infraestructura propia, una estructura productiva, de distribución, diseño de un producto, entonces te enfrentas a ciclos de negocios muy largos y muy demandantes de inversiones.

CONOCE MÁS

En cambio, los modelos XaaS (X as a Service), o “Todo como un Servicio”, dan la capacidad de acceder a un amplio universo con mínimas inversiones iniciales, y fundamentalmente ir graduando el uso de las plataformas en función del éxito que va teniendo el startup.

Tanto el modelo de negocio, en términos de ofrecer un servicio en lugar de vender un producto, como la posibilidad de montar ese negocio en una plataforma tipo cloud, es una combinación muy interesante para todos los emprendimientos nuevos.

Muchas veces cuando los emprendimientos son exitosos, es cuando más problemas enfrentan. Les comienza a ir muy bien, empiezan a tener una demanda de consumo muy alta, y si no están bien preparados, absorber esa demanda a veces los puede hacer fracasar.

Entonces, el modelo de la nube tiene esta virtud. Si en algún momento uno tiene la posibilidad de lograr un emprendimiento exitoso, y el negocio explota en términos de la aceptación que tienen los usuarios, y del consumo que los usuarios quieren hacer de la plataforma, el modelo de la nube puede acompañar esa expansión sin poner en riesgo la continuidad del negocio.

Hay muchos ejemplos de que esto ocurre. Toda la industria de medios, todo lo que tiene que ver con distribución de contenido, videos, música, retail, las nuevas experiencias para comprar algo en un sistema virtual, etc. Obviamente para cada industria en particular hay cosas específicas que se acomodan el modelo, pero es muy transversal.