Factores a considerar al elegir entre tecnología de videowall LED y LCD
Factores a considerar al elegir entre tecnología de videowall LED y LCD
Clayton Brito, director de la división Enterprise de Christie en América Latina

Seleccionar la tecnología de videowall adecuada puede ser un desafío; se deben tomar en cuenta algunos factores como el brillo, la distancia de visualización y la calidad de imagen, y comparar las tecnologías de visualización directa LED y LCD.

Los videowalls crean un impacto memorable en diferentes tipos de aplicaciones. Un videowall es una gran pantalla formada por varias pantallas, normalmente LCD o LED, que pueden configurarse de cualquier forma y tamaño, e incluso con curvas cóncavas y convexas. Los videowalls pueden tener un tamaño inicial en torno a las 100 pulgadas de diagonal y crecer tanto como lo permitan el espacio y el presupuesto.

A la hora de elegir e instalar un videowall LCD o LED, toma en cuenta las siguientes ventajas e inconvenientes de cada una de estas tecnologías de visualización directa.

Brillo

Los requisitos de brillo varían; la clave está en encontrar la luminosidad adecuada para su aplicación y espacio.

Necesitaremos más brillo para mejorar el contraste general en entornos con mucha luz ambiental, como salas con paredes de ventanas. Sin embargo, si las personas trabajan cerca del videowall, por ejemplo, en salas de control, demasiado brillo puede causar dolores de cabeza o fatiga visual.

Por otro lado, si el display no tiene suficiente brillo, es probable que el contraste sea demasiado bajo, dificultando el reconocimiento de imágenes y texto detallados en la pantalla.

Si empezamos con una pantalla de mayor brillo, de 700 a 1.000 nits, es posible reducir el brillo a un nivel aceptable para la luz ambiental del espacio. Dando ventajas como:

– Eficiencia energética

– Mayor vida útil.

– Negros y grises de bajo nivel mejorados en los paneles LCD

Los videowalls LED pueden mostrar contenidos con claridad incluso en entornos con mucha luz ambiental, debido al alto brillo típico de los paneles LED y a las elevadas relaciones de contraste. El resultado es un extraordinario nivel de negro percibido que se traduce en una imagen de alto contraste incluso en niveles elevados de luz ambiental.

Sin fisuras

Para una mejor experiencia de visualización, un videowall debe ser completamente uniforme, de modo que los espectadores no noten la transición de una pantalla a la siguiente en una matriz en mosaico.

Los paneles LCD minimizan esta transición con biseles de menos de 1 mm. En los videowalls grandes podemos considerar que cualquier separación, en combinación con el bisel, es insignificante. Los paneles LCD casi sin juntas pueden ser frágiles de manipular, pero esto puede solucionarse encargando la construcción del videowall a profesionales cualificados.

Los mejores mosaicos LED son sin juntas y están diseñados para tocarse sin aumentar la distancia entre los píxeles de un mosaico al siguiente. Incluyen sistemas de montaje directo con un diseño mecánico avanzado que integra los ejes X, Y y Z para realizar ajustes físicos y conseguir una alineación casi perfecta. Las funciones de software avanzadas deben incluir la corrección automática de juntas para mejorar aún más la calidad de la imagen sin fisuras.

Calidad de imagen

Nuestro contenido debe tener un aspecto brillante en un nuevo sistema de videowall, pero ¿mantendrá ese mismo nivel de rendimiento con el paso del tiempo?

Si factores como la uniformidad del color, la uniformidad del brillo y la calidad de la imagen no son nuestras principales prioridades, los paneles LCD pueden ser la solución mejor y más rentable, especialmente si nuestra aplicación no requiere un funcionamiento ininterrumpido.

Sin embargo, si la calidad de imagen es primordial, las pantallas LED pueden ser la mejor opción. Los mejores murales LED ofrecen funciones avanzadas que optimizan la imagen y mantienen automáticamente la uniformidad del color y el brillo durante toda su vida útil.

Distancia de visualización

La distancia de visualización óptima es el punto en el que el espectador ya no puede distinguir los píxeles individuales. Para un pitch de 1,25 mm, la distancia óptima es de 3 metros (1,25 x 2,5). Mientras que las soluciones LCD en mosaico pueden alcanzar un píxel pitch tan pequeño como 0,37 mm, lo que permite ver de cerca y la distancia de visualización no es un problema.

Coste inicial frente a coste total de propiedad (TCO)

Una gran ventaja de los paneles LCD es su bajo precio inicial. Los paneles LCD pueden suponer una fracción del coste inicial de un sistema equivalente basado en LED. Aunque la vida útil es menor y hay otros compromisos de rendimiento, los paneles LCD podrían ser la solución más adecuada para una aplicación con un presupuesto ajustado.

Todas las pantallas consumen energía y necesitan refrigeración, por lo que hay que tener en cuenta los costes operativos corrientes, como el consumo eléctrico, la calefacción, ventilación y aire acondicionado.

Las pantallas LED consumen más energía y requieren más refrigeración que las LCD. Sin embargo, los videowalls LED son más eficientes energéticamente que los paneles LCD. La diferencia de eficiencia puede llegar al 400% o más, dependiendo de las pantallas que se comparen.

Solución completa

Un videowall forma una solución completa e integrada cuando se combina con tecnologías de gestión y procesamiento de contenidos.

Es posible integrar soluciones SDVoE (Software Defined Video over Ethernet) directamente en nuestro videowall para obtener contenidos sin comprimir, sin latencia de fotogramas y sin artefactos a través de redes 10G.

Con la solución de procesamiento de imágenes adecuada, podemos mostrar contenidos 4K@60Hz y escalar y posicionar contenidos a través de salidas sincronizadas. Para entornos como salas de control, algunos procesadores de videowall pueden mostrar, organizar y manejar múltiples fuentes de forma segura.

Servicio y soporte

Los mejores videowalls LCD y LED permiten un servicio completo desde la parte delantera para reducir el tiempo de reparación y el tiempo de inactividad, y no requieren montajes especiales que añaden coste y complejidad. Los mejores sistemas aprovechan fuentes de vídeo, controladores y fuentes de alimentación remotos para simplificar el mantenimiento y minimizar las interrupciones.

A la hora de elegir una marca, la reputación del fabricante y su compromiso de soporte y servicio es clave. Tenemos que saber si podemos contar con la marca durante toda la vida útil del videowall para garantizarnos una experiencia y soporte técnico de calidad, así como disponibilidad de las piezas y repuestos necesarios.

Conclusión

Seleccionar la tecnología adecuada para un videowall puede ser un desafío. Recomendamos recurrir a un integrador y beneficiarnos de su experiencia y conocimientos, sobre todo si la inversión es cuantiosa. Estos expertos pueden acompañarnos durante el proceso de selección hasta que encontremos la solución de videowall ideal para nuestra aplicación.

¿Ofrecerás algún producto o servicio especial por 14 de febrero?
En esta nota se habla de: Opinion, videowall

También te interesa:

Otras notas relacionadas con Opinion, videowall